Ayudas técnicas en Vizcaya: ¿qué silla de ruedas debo escoger?
Ayudas técnicas / ortopedia

Ayudas técnicas en Vizcaya: ¿qué silla de ruedas debo escoger?

23-10-2018Itsaso

¿Cómo elegir la mejor silla de ruedas para una persona con movilidad reducida? ¿Necesitas una empresa de ayudas técnicas en Vizcaya que pueda asesorarte?

Damos por hecho, antes de nada, que una silla de ruedas, en la medida de lo posible, debe ser probada por quien la utilice, ya que su comodidad es el principal requisito a la hora de elegir una silla de ruedas, además se la seguridad que ésta va a proporcionar al usuario. En tercer lugar, podremos atender a otras particularidades, también importantes, para facilitar el día a día a las personas con movilidad reducida, y también el trabajo de sus cuidadores en el caso de necesitar asistencia domiciliaria. Así, el mundo de las ayudas técnicas en Vizcaya ha diseñado numerosas versiones y tipologías de sillas de ruedas, cada una con sus particularidades, dedicadas a escenarios y dificultades concretas. Por ello, puede que nos surja la necesidad de hacernos con una silla de ruedas y que necesitemos, por lo menos, una guía práctica para saber por dónde tirar a la hora de escogerla.

Elegir aluminio si queremos una silla de ruedas más ligera

Puede que tengamos que cuidar de nuestro padre, cuyo peso nos dificulta bastante su asistencia, incluida la movilidad. Aunque sobre ruedas el trabajo se hace menos pesado, siempre será una mejor elección hacernos con una silla de ruedas fabricada en aluminio, material poco pesado, a diferencia de las sillas de ruedas fabricadas en acero, que son muy resistentes pero muy poco manejables. Hoy en día existen sillas de ruedas que, a pesar de ser de aluminio, superan con creces la calidad de las viejas sillas de ruedas de acero. Entre todas ellas, las sillas de ruedas Dromos son perfectas por su calidad y ligereza. Aunque todas las sillas de ruedas Dromos están fabricadas en aluminio, existen otras muchas particularidades por las que decantarnos por una silla u otra. Descubramos cuáles pueden ser.

¿Chasis rígido o chasis plegable?

Una de las partes decisivas que otorgará a nuestra silla de ruedas unas características u otras es el chasis, es decir, el esqueleto o armazón de la silla de ruedas. Más arriba hablábamos de materiales más o menos pesados, y más o menos resistentes, y es en el chasis donde debemos atender para comprobar la calidad y la ligereza de sus materiales. Si éste es de aluminio en vez de acero, la silla de ruedas será mucho menos pesada. Una vez comprobado este detalle, debemos elegir entre una silla con chasis rígido y una con chasis plegable. Será más sencilla de guardar y almacenar una silla de ruedas con chasis plegable, pero es cierto que éstas últimas aprovechan en menor medida (entre un 5 y un 8%) el impulso que la persona con movilidad recudida o su cuidador aplica para propulsar la silla de ruedas, a diferencia de las de chasis rígido (entre un 10 y un 15%). Sin embargo, encontramos sillas de ruedas con chasis rígido con suficiente capacidad de plegado como para que puedan resultarnos fáciles de almacenar. Aun así, si vivimos en un lugar con cuestas, por ejemplo, daremos prioridad al aprovechamiento del impulso, por lo que, además de un chasis rígido, será interesante que busquemos una silla de ruedas con doble chasis, para mayor fuerza y resistencia.

¿Y si aún no disponemos de un espacio accesible para sillas de ruedas en nuestra vivienda?

Aunque las viviendas actuales se construyan respetando unas medidas mínimas para mejorar la accesibilidad de personas con movilidad reducida, son muchas las casas antiguas en las que los pasos estrechos impiden la utilización de sillas de ruedas, tanto en la entrada como en el interior de la misma. En muchos casos, la entrada al baño suele ser demasiado estrecha para una silla de ruedas al uso, con una anchura estándar. Si este es nuestro caso, no dudaremos en comprar una silla de ruedas para pasos estrechos, cuyas ruedas han sido montadas debajo del asiento de la silla para reducir su tamaño. Normalmente, estas sillas ligeras, plegables y estrechas suelen ser ideales si tenemos que movernos por casa en silla de ruedas. A veces, en estos casos, las personas con movilidad reducida disponen de una segunda silla de ruedas para andar por la calle. Por otra parte, también tenemos la opción de hacernos con una silla cuyas ruedas se desmonten fácilmente, tan solo apretando el eje, como es el caso de la silla Dromos, cuyos reposapiés también son fácilmente extraíbles. Al disponer de ruedines, podremos pasar a nuestro familiar al baño sin levantarlo de la silla.

Sillas de ruedas para personas con sobrepeso

Otra situación bastante común en el caso de las personas con movilidad reducida es el sobrepeso. La obesidad puede ser casual, aunque, normalmente, es la causa o la consecuencia de los problemas de movilidad, por lo que se convierte en una situación bastante repetida en el mundo de las ayudas técnicas. Por ello, existe la necesidad de disponer de sillas de ruedas especiales para las personas con sobrepeso. Podemos pensar que éstas serán más pesadas y aparatosas que las normales, pero lo cierto es que algunas han sido diseñadas pensando en la necesaria ligereza de las mismas. Así, la silla de ruedas Pyro Light XL es un modelo dedicado a las personas con grandes pesos y volúmenes, con dos tamaños de asiento disponibles, que pesa tan solo 18,5kg. Además de su amplio asiento y respaldo, es altamente resistente, soportando hasta los 170kg de carga, gracias a su cruceta doble.

Sillas de ruedas para personas sensibles y con gran dependencia

Cuando son personas sensibles, con riesgo de aparición de escaras o facilidad para sufrir lesiones en las articulaciones, es imprescindible que su silla de ruedas tenga una buena amortiguación, sobre todo si viven en una zona con aceras irregulares o baldosas incómodas. Cuando nuestro familiar es bastante dependiente y su movilidad es muy reducida, una silla común no será suficiente. Son muchos los requisitos que debe cumplir nuestra silla de ruedas, entre ellos, que tenga un respaldo completo que llegue hasta la cabeza y que sea cómodo y ergonómico, al igual que el asiento. Será de ayuda y, en muchos casos, necesario, que ese respaldo sea reclinable y el reposapiés elevable en altura, como es el caso de la silla de posicionamiento Clematis, que tiene en cuenta las necesidades de posicionamiento, basculación y reclinación del usuario.

Cuando la situación de dependencia es temporal: alquiler de sillas de ruedas

En muchos casos, la necesidad de una silla de ruedas suele ser temporal. Por ejemplo, cuando tenemos un accidente doméstico o cualquier otra caída que nos fracture algún hueso, cuando padecemos una enfermedad que se podrá curar, o cuando nuestro familiar es muy mayor o está muy enfermo y necesitamos que en sus últimos días goce de la mejor asistencia y comodidad. Como solución, disponemos un servicio de alquiler de sillas de ruedas con opción a compra. En Domukea, podemos ofrecerte este servicio, con un mínimo de un mes de alquiler, hasta cuando tú lo necesites. Lo bueno de alquilar una silla de ruedas con Domukea es que, además de disponer de las mejores marcas y últimas novedades en sillas de ruedas, te ofrecemos un servicio de reparación y postventa cuando más lo necesites.

Consultar con una empresa especialista en productos de apoyo

Otra de las ventajas de alquilar o comprar una silla de ruedas con Domukea es que tenemos una tienda física, en Getxo, donde podrás consultarnos en persona cualquier duda y plantearnos tu situación, con el fin de que podamos ofrecerte el mejor servicio personalizado. Es más, podemos acudir a tu domicilio para evaluar tus necesidades, y asesorarte para que puedas comprar la silla de ruedas que más se adapte a tu caso particular y al espacio de tu vivienda. En efecto, no todo el mundo tiene el conocimiento necesario sobre ayudas técnicas, y al ser un asunto tan delicado y necesario, ya que hablamos de la salud y la seguridad de las personas, es recomendable que un experto en productos de apoyo nos guíe en la búsqueda de las ayudas técnicas necesarias para nosotros y para nuestros familiares.

Ayudas técnicas en Vizcaya: en Bilbao y Getxo

En Domukea, empresa de venta y alquiler de ayudas técnicas en Bilbao y Getxo (Vizcaya), nos dedicamos también a ofrecer servicios de asistencia domiciliaria para personas mayores o dependientes, gracias a nuestro personal propio, con una buena formación y experiencia en el cuidado de ancianos. Así, nuestra experiencia con los productos de apoyo se ve reflejada en estos servicios en los que, de forma práctica, comprobamos la utilidad de las ayudas técnicas, y conocemos cuáles son más apropiadas para un escenario u otro. Llámanos, escríbenos o ven a visitarnos a nuestra oficina, en Algorta, para que podamos ofrecerte una atención personalizada.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea