Limpieza de casas en Bilbao: limpiar la casa por Navidad
Limpieza doméstica

Limpieza de casas en Bilbao: limpiar la casa por Navidad

23-11-2018Itsaso

¿Llega Navidad y tenemos la casa impresentable? ¿Queremos que nuestra familia se encuentre con una casa impecable?

Se van acercando las fechas más señaladas del año, después de las vacaciones de verano, y con ellas la suerte de quien puede reunirse con su familia o con sus amigos para pasar un fin de año como se merece. Si tenemos la suerte de disponer de un amplio comedor, puede que nuestra casa sea la primera candidata para pasar las navidades en familia. ¿Y esto qué quiere decir? No solo nos referimos a la suerte o la desgracia de poder ser los anfitriones del resto de la familia, sino también a la necesidad de poner nuestra casa a punto ante la llegada de la Navidad. Queremos que cuando nuestro sobrino se meta debajo de la mesa no salga convertido en una bola de polvo, ni que nuestra prima, que sufre una horrible alergia a los ácaros, se tenga que hinchar a pastillas para poder cenar en nuestra casa. En definitiva, queremos que nuestra familia se sienta como en casa. ¿Qué hacer si no somos muy amigos de la aspiradora? ¿Y si contratamos una empresa de limpieza de casas en Bilbao?

Navidad, la fecha perfecta para una limpieza puntual

Si no solemos ser demasiado estrictos con la limpieza del hogar, y todavía no disponemos de un servicio de limpieza de casas en Bilbao, ¿qué mejor fecha que la época navideña para contratar una limpieza puntual, y comenzar de cero con una casa impecable, lista para recibir hasta al familiar más maniático y criticón de la familia? No solo es buena fecha porque invitamos a nuestros familiares y amigos a cenar y a comer, sino también porque, con el fin de año, nos entran unas ganas especiales de renovarnos y de renovar nuestra casa. Las limpiezas para desechar las cosas inútiles y ordenar de nuevo nuestra vida es algo común que suele ocurrir en nuestra sociedad, de cara a comenzar el año nuevo con bien pie, libre de cargas y con nuevos y buenos hábitos en nuestra lista de promesas. No todas las cumplimos, o mejor, no cumplimos casi ninguna de ellas, pero quizá haya llegado la hora de mimar un poquito más nuestra casa. Aunque pensemos que es una tontería, después lo agradeceremos, y lo agradecerán.

Un buen consejo: limpia tu casa una vez colocados los adornos navideños

Bien, por fin nos hemos decidido a contratar una limpieza general de cara a la llegada de la Navidad. Uno de los errores más comunes, en estos casos, es contratar la limpieza justo antes de comenzar a colocar el árbol de Navidad. Si somos de colocar muchos adornos navideños, también en muebles y puertas, entonces tendremos que dejar ese espacio libre para que los profesionales en la limpieza a domicilio puedan realizar bien su trabajo, pero si somos de poner el árbol de Navidad y el Belén, y justo justo, será mejor que primero lo coloquemos, y luego limpiemos. Acuérdate de cómo se queda la alfombra después de sacar los espumillones y las bolas de Navidad cubiertas de purpurina, con más razón si montamos el árbol de Navidad con la ayuda de nuestros hijos.

Y si somos previsores, tendremos menos trabajo después de Reyes

Pero no solo es importante mantener la casa limpia para recibir a nuestros invitados, sino que también debemos cuidarla para no tener que llamar a la empresa de limpieza, de nuevo, una vez acabadas las Navidades. A propósito, el final de la época navideña es una de las fechas más solicitadas por las personas que desean dejar su casa como nueva después de unas Navidades moviditas. Desde luego, no es una opción que debamos desechar. De hecho, dependiendo del número de familiares y de la edad de éstos, no nos queda otra que recurrir a un buen equipo de limpieza. Claro que siempre podemos ser previsores, y al igual que hacía nuestra tía abuela cuando éramos pequeños, colocar un plástico debajo de la mesa del comedor y contar con trucos similares para que las manchas no se vuelvan invencibles.

Si es posible, ahórrate la nieve en el Belén y el confeti en Nochevieja

El Belén es otro de los puntos conflictivos del hogar que, una vez acabadas las Navidades, lamentamos haber colocado. Aunque muchos ya no lo ponemos, en muchas familias se sigue adornando con el máximo esmero, sobre todo cuando hay niños en la casa, ya que suele ser bastante divertido para ellos. Si ya el musgo ensucia bastante, no digamos nada de aquellos que utilizan la harina para simular un Belén nevado. Si tenemos parquet, después será complicado eliminar toda la harina incrustada entre las láminas de madera. Y qué decir del confeti y de inventos similares. Si no queremos volvernos locos, prohibamos el confeti dentro de casa. Podemos comprar unas serpentinas en su lugar, son mucho más fáciles de recoger y seguro que a los más pequeños les hace la misma ilusión.

Cubertería desechable y biodegradable

¿Cómo podemos ahorrar agua, energía, tiempo y esfuerzo a la hora de recoger la mesa después de cada comida y cena navideña? Efectivamente, es la vajilla la que más tiempo nos arrebata en Navidades. ¿Quién se come la factura de la luz después de haber utilizado el lavavajillas de forma continuada para lavar todos esos platos? Por ello, utilizar cubertería desechable es una buena opción en estos casos, sobre todo si no somos muchos en la familia. ¡Pero cuidado! Lo de comprar platos y cubiertos de plástico resulta inadmisible a día de hoy. De hecho, existe un sinfín de clases de cubertería desechable y biodegradable para hacerle un favor a nuestro planeta (¡también servilletas y otros complementos de interés!). No pienses que son muy caras, cada vez se utilizan más, así que cada vez tenemos más opciones y variedad de precios. Entre ellas, tenemos cubertería de bamboo, de caña de azúcar, de hojas de palma… y si el tacto de madera nos da dentera, podemos optar por materiales como el ácido poliláctico (PLA), material similar al plástico común, pero biodegradable, muy común para fabricar envases y cubertería de este tipo.

Guardar los adornos navideños es todo un arte

Pero no tiremos la toalla o nos relajemos el día después de Reyes, ya que aún nos queda recoger todos los adornos navideños, y dependiendo de cómo lo hagamos, el año que viene tendremos más o menos trabajo. Así que aguantemos un poco más y ordenemos adecuadamente, siempre valiéndonos de cajas, método acorde con la estrategia de Marie Kondo, para que cada cosa quede en su sitio. Así, el año que viene estarán todos los adornos navideños ordenados y, lo que es más importante, enteros, ya que solemos encontrarnos más de un adorno hecho trizas cuando abrimos las cajas al año siguiente. ¡Otro detalle muy importante! Pongamos una pegatina con el nombre correspondiente a cada una de las cajas, y así será todo mucho más fácil, tanto para guardar como para buscar cada uno de los adornos. Por ejemplo: “adornos Belén”, “bolas de Navidad”, “luces del árbol”, “espumillones”…

Y si nada de esto ha sido suficiente, contrata un equipo de limpieza

Si con estos trucos aún no somos capaces de sobrellevar las Navidades sin dejar nuestra casa patas arriba, podemos contratar un servicio de limpieza general para comenzar el año con buen pie. Si, además, hemos decidido preocuparnos por el mantenimiento del hogar y no tenemos tiempo para dedicarle el cariño que nuestra casa necesita, podemos contratar un servicio de limpieza continuada, comenzado con una limpieza a fondo, y siguiendo con una limpieza por horas que nos haga disfrutar de una atmósfera saludable y agradable en nuestro hogar. ¿Cómo encontrar a un profesional de confianza que se encargue de la limpieza del hogar? ¿Tenemos que empezar a buscar en farolas y otros tablones de anuncios? ¿No nos queda otra que meternos en el mundo de la contratación de personal doméstico con todo el tiempo y el esfuerzo que ello supone?

Limpieza de casas en Bilbao y Getxo (Bizkaia)

En Domukea, empresa de limpieza de casas en Bilbao y Getxo (Bizkaia), te ayudamos a pasar unas Navidades perfectas gracias a nuestros servicios de limpiezas puntuales, rápidos y eficaces, ya sea ante la llegada de la Navidad, ya sea después de pasar las fiestas. Gracias a nuestro personal propio en plantilla y a nuestra maquinaria y productos profesionales de limpieza, podremos dejar tu casa como nueva cuando más lo necesites. Cuenta con nosotros para realizar limpiezas generales en tu vivienda, y también para contratar un servicio doméstico para el mantenimiento del hogar, y no tener que llevarte las manos a la cabeza cada vez que llegan estas fechas. Gracias a nuestros servicios de limpieza domiciliaria, podrás olvidarte de buscar a un empleado, de contratarlo y de mantener la relación laboral que corresponde. Llámanos y cuéntanos lo que necesitas, nosotros te ayudaremos a encontrarlo.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil