Mantenimiento del hogar: Cómo desatascar tuberías y desagües
Limpieza doméstica

Mantenimiento del hogar: Cómo desatascar tuberías y desagües

24-07-2017Leticia

 

La primera pista para saber que el desagüe de tu lavabo, fregadero, bañera o plato de ducha  se está atascando es fijarse en que el agua se va más lentamente por el sifón.

Aunque parezca mentira, muchas veces nosotros somos los causantes de estos atascos.

Pautas a seguir para que esto no te suceda

  • Los detergentes, geles de ducha o jabones que usamos se van acumulando en las cañerías, si aparte de esto echamos el aceite de cocinar por la fregadera conseguimos que estos jabones se adhieran más fácil.
  • El los platos de ducha y bañeras se recogen mucha cantidad de pelo en sus sifones. Una limpieza periódica facilitará que el agua fluya mejor y tengamos menos posibilidades de atascos.
  • Evita en la medida de lo posible que la comida se cuele por la tubería del fregadero. Basta con poner un tapón con agujeros para que los restos se queden en él y con que lo limpies después de cada fregado ayudarás a que tus tuberías estén en mejor estado.
  • Cuando te des cuenta que el agua empieza a correr más lento por tus desagües lo acertado es recurrir a un simple desatascador, probablemente te baste con esto.
  • A pesar de que a veces se recomienda utilizar alambres o algún objeto que ayude al desatasco, hay muchas opiniones contrariar a estos usos ya que se nos pueden colar en las tuberías y hacer que el problema sea mayor o incluso perforar o dañar la tubería.

Trucos sencillos para desatascar tuberías

Hay varias formas de desatascar las tuberías de forma casera pero os vamos a recomendar una de las más fáciles y sencillas para muchos, eso sí, siempre que el atasco no sea muy grande. Si se atrancan mucho las tuberías es mejor llamar a un profesional para que lo solucione.

En primer lugar, podemos utilizar un desatascador de los que encontramos en cualquier supermercado. Es esencial para actuar de manera rápida y fácil. Para utilizarlo hay que llenar un poco el fregadero con agua. Posteriormente tapamos el respiradero con un trapo y así evitaremos escapes de agua. Tiramos en vertical varias veces del desatascador y finalmente echamos con una olla agua caliente con sal o en su defecto de vinagre hirviendo. Este último es aconsejable dejarlo actuar toda la noche para acabar con la suciedad acumulada.

Por otro lado, podemos utilizar un remedio más casero. Necesitamos ingredientes que todos tenemos en nuestra casa. Tendremos que coger ½ vaso de bicarbonato de sodio y ½ vaso de vinagre blanco. Ponemos a calentar el vinagre blanco hasta que llegue a ebullición, mientras tanto echamos el bicarbonato en la tubería. Cuando el vinagre haya llegado a hervir, lo echamos en la tubería y lo dejamos actuar una media hora más o menos. Pasados los minutos aclaramos la zona con abundante agua tibia.

Incluso hay quienes realizan el proceso de otra manera y también os puede servir, es decir, echar el bicarbonato en el desagüe, verter después el vinagre y esperar unos 25 minutos. Y pasado el tiempo echamos unos litros de agua hirviendo.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea