3世代家族

Familias satisfechas con la gestión de la asistencia domiciliaria

¿Es tan importante mantener contentos a los empleados del hogar, como estar contentos con su servicio?

Ya era tarde, cuando la clienta cruzó la puerta de entrada de la oficina. Iba acompañada, como de costumbre, por su asistenta domiciliaria que le asía la mano. Una vez dentro, alzó la vista para mirarme, y la felicidad que irradiaba su rostro se torno en una sonrisa pícara. –“No sabes lo contenta que estoy con la persona que me has buscado”. “¡Incluso he engordado 2 kg, que bien me hacían falta!”.

Los empleados de hogar felices tienden a ser más productivos, por lo que tiene sentido asegurarse de que la asistenta domiciliaria esté contenta.

La felicidad de la persona que realiza el servicio de asistencia domiciliaria se refleja en su rendimiento, razón por la cual, debería ser una obligación conocer, no solo cómo se siente, sino también escuchar las inquietudes del servicio doméstico. A menudo, se piensa que la clave para incentivar al empleado en su trabajo es el dinero, cuando realmente existen otras motivaciones más eficaces que las basadas en la retribución.

Sea honesto y transparente y comparta los aciertos, pero también los errores.

A todas las empleadas del hogar les gusta ser halagadas o reconocidas por su trabajo, por eso sería bueno que sus logros trasciendan; ameritándolos. Para lograrlo, no hacen falta grandes elogios. Bastará con invitar a su servicio doméstico a tomar un café y conversar. Esta acción demostrará que valora no sólo su trabajo, sino también su persona.

Subraye las fortalezas del empleado y hágale saber lo que lo hace extraordinario.

Del mismo modo, las maneras de decir las cosas son tan importantes, como los modales. Las personas odian que les digan lo que tienen que hacer. Por eso, en vez de decirles “Me gustaría que hagas las cosas de tal forma” pruebe a decirles “¿Piensas que hacer las cosas de esta forma es una buena idea?

Cuando deba señalar algo erróneo, hágalo de tal manera que la persona pueda aprender de sus errores.

Gestionar el servicio doméstico, no sólo se basa en preparar nóminas y tramitar documentación, sino también en incentivar, escuchar inquietudes, e intermediar en los posibles conflictos, tanto de las familias, como de los empleados, para lograr así un entendimiento mutuo basado en la empatía.

Empresa especializada en asistencia domiciliaria por horas en Bilbao y Getxo

No oír, sino escuchar. No hablar, sino transmitir; son entre otras, algunas de nuestras obligaciones cuando un cliente solicita que le gestionemos su servicio doméstico. ¿Tiene problemas con su empleada del hogar? Contacte con Domukea y hallaremos la solución.

En Domukea creemos que todos somos diferentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *