Empresa de limpieza de casas para rematar el final de una obra

Empresa de limpieza de casas para rematar el final de una obra

¿Cómo limpiar la vivienda después de finalizar una obra?

Siempre causa ilusión reformar la casa en la que vivimos, aunque mientras duren las obras, dicha ilusión tenga que convivir con la ansiedad que provoca los problemas asociados a la misma obra. Generalmente, la queja más común por parte de los inquilinos después de realizar una obra es el llamado “polvo de obra” persistente en todas las estancias y presente inclusive en aquellos muebles que previamente han sido protegidos. Si bien, el polvo es el elemento más molesto, pese al cuidado y precaución que hayan podido tener los obreros durante las obras, una vez finalizadas las obras, es probable que encontremos: manchas de pintura, serrín proveniente del lijado de madera, restos de cemento o yeso, que generalmente se concentran en los suelos y paredes de la vivienda, y claro, para limpiar cada una de ellas requerirán un tratamiento especifico.

Una buena forma de prevenir las manchas durante las obras es tomar ciertas medidas preventivas, aunque no todos los gremios lo aplican

Por desgracia, las empresas de obras o reformas no rematan su maravilloso trabajo de reformas, entregando la vivienda tras haber realizador una previa y exhaustiva limpieza de fin de obra. Tal vez, recojan los escombros más voluminosos y retiren todo el material y utensilios de obra, pero no acabarán entregando la vivienda en todo su esplendor; por lo que una vez terminadas las obras surge la necesidad de realizar una intensa primera limpieza, denominada comúnmente como; limpieza fin de obra.

Es importante elegir el producto adecuado para cada mancha y superficie, y tener mucha precaución siguiendo las instrucciones de uso de cada uno

Una vez despejados, los escombros, los materiales de construcción y las herramientas de obra, lo primero que debe hacerse es aspirar todas las estancias de la vivienda con un aspirador profesional con filtros HEPA. Realizando este primer paso no solo retiraremos del ambiente gran parte de “polvo de obra”, limpiando por consiguiente la casa, sino que además mejoraremos las condiciones de salubridad de los trabajadores.

No se debe de barrer con una escoba normal, ya que solo conseguiríamos levantar el polvo que inmediatamente se volvería a posar en el mismo sitio.

Una labor totalmente recomendada si queremos eliminar el polvo en suspensión con la mayor celeridad posible, y en función de la tipología de polvo adherida en los parámetros verticales y del techo, es aspirar, previamente, todas las superficies empleando la boquilla combi, en la posición de suelos duros, que con sus pequeñas escobitas o cepillitos evita arañar la pared. Posteriormente, y si la pintura lo permite, enjabonaremos el techo y las paredes con una bayeta de microfibra humedecida en una disolución de limpiador neutro con movimientos circulares. Una vez retirado el polvo, se procederá a la limpieza de manchas puntuales de cada tipo y de cada superficie.

Es fundamental determinar el tipo de suciedad y elegir el producto de limpieza profesional más adecuado.

Debemos tener constancia que para cada superficie y para cada mancha existen productos específicos de limpieza, y que debemos usarlos especialmente si queremos realizar una labor eficaz. En más de una ocasión habrá oído que después de “limpiar y limpiar” los azulejos de una cocina o baño, siguen apareciendo una vez secos, restos de velos blanquecinos en el alicatado. Razón; no está empleando el producto de limpieza adecuado. Solución: emplear productos específicos y adecuados para cada mancha y superficie.

Domukea, empresa de limpieza que emplea productos de limpieza profesional para cada superficie y mancha

Por lo tanto, para eliminar manchas de cemento, yeso, residuos calcáreos u óxido de superficies como suelos, ladrillos o azulejos, que son resistentes a los productos más agresivos, debemos emplear un desincrustante ácido en base a ésteres del ácido fosfórico que elimina con facilidad los restos de obra sin dañar la superficie (no emplear sobre la madera). De igual modo debemos operar con los suelos, detectar el material (madera, mármol, gres,…) y aplicar el limpiador específico sólo allí donde encontremos manchas, no de manera generalizada.

Empresa de limpieza en Bilbao y Getxo, especializada en limpiezas de fin de obra

Que la limpieza de fin de obra la hagamos nosotros mismos es la opción más económica. ¿Seguro? Bueno, la realidad dice que será necesario alquilar maquinas de limpieza, además  de aprender a utilizarlas, comprar productos de limpieza profesional, y quedarnos para siempre con los excedentes que se olvidarán en el interior de los armarios de la cocina. Por no olvidar del factor tiempo, ¿cuánto tiempo necesitará para dejar la vivienda en perfecto estado? Y finalmente, y no por ello menos importante, ¿le puede costar el estrés de la limpieza un divorcio con su pareja? Son múltiples factores que debemos tener presente antes de decantarnos por una opción u otra.

Dinero en tiempo, dinero en productos y utensilios de limpieza, y ahorrarse disgustos con su pareja

Si después de un largo proceso de obra está ya cansado, tanto físicamente como mentalmente, puede que esté barajando la posibilidad de contratar a una empresa de limpieza especializada en la limpieza de fin de obra, que le garantice un acabado profesional.

Boton de contacto de Domukea

En Domukea con una llamada, te hacemos la vida más fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *