Limpieza de casas: limpiar antes de pintar
Limpieza doméstica

Limpieza de casas: limpiar antes de pintar

20-02-2013Diego

¿Cómo limpiar las paredes antes de pintar?

Si nos disponemos a pintar la pared o el techo de nuestra habitación, y queremos que nos quede lo mejor posible, antes debemos tener en cuenta una serie de premisas.

Lo primero que debemos hacer es preparar a conciencia la superficie de la pared o techo para conseguir que se adhiera la pintura de manera uniforme. Luego, la clave será acertar con el color de pintura, elegir una pintura de buena calidad y la destreza para aplicarla.

A veces, con una simple limpieza a fondo puede evitarse una mano de pintura en las paredes de toda la casa.

Lo mejor, es corroborar primero si el tipo de pintura con el que están pintadas las paredes admite el lavado con agua. Si la pintura anterior fue aplicada al agua, o al temple, sólo tendremos que lavarlo bien, además de reparar las grietas.

Habrá que retirar el polvo acumulado, con especial ímpetu en las esquinas y en las uniones con las paredes. Asegúrese de limpiar las esquinas de arriba a abajo y los bordes del techo y la pared.

Un método excelente es utilizar un aspirador con filtros HEPA empleando la boquilla combi en la posición de suelos duros que con pequeñas escobitas o cepillitos evita arañar la pared.

Si han quedado manchas de dedos o de muebles que rozaron la pared, lo ideal para quitarlas es borrarlas con una goma de borrar

El siguiente paso sería lavar el techo y paredes, especialmente si éstos aparecen con manchas de humedad de la calefacción o restos de grasa. Para ello, emplearemos una esponja, a ser posible natural, y un limpiador neutro higienizante diluido en agua. Dependiendo de la cantidad de grasa, podemos recurrir a un limpiador amoníaco si ésta es muy abundante.

Si el techo se localiza en la cocina, es probable que también acumule restos de grasa.

Procederemos a limpiar la parte inferior de la pared y continuar hacia arriba. Esta estrategia es recomendable porque el agua correrá por la pared, limpiando en las superficies manchadas que son mucho más difíciles de eliminar.

Cuando el techo sea de hormigón, admita utilizar agua caliente y Kony Ultra, ya que acelera el efecto limpiador. Si el techo es de yeso o con placas similares, lo más apropiado es una limpieza en seco.

Finalizaremos enjuagando con agua pura y luego secando con una toalla. Asegúrese de que tiene un montón de toallas para secar, ya que queremos que sean lo más limpias posible para cada sección que se seca.

No olvide trabajar de forma segura.

En caso de que la superficie se humedezca para eliminar suciedad resistente con agua y jabón, conviene asegurarse de que está seca antes de aplicar la pintura. Es importante que desaparezca cualquier rastro de humedad antes de darle una mano de pintura.

 Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea