Cuidado de personas mayores: la agorafobia en ancianos
Asistencia domiciliaria

Cuidado de personas mayores: la agorafobia en ancianos

12-01-2018Itsaso

¿Alguno de sus padres sufre agorafobia? ¿Necesita comprender mejor los detalles del trastorno? ¿Quiere contratar un servicio de cuidado de personas mayores para que su familiar se sienta seguro y supere sus miedos?

Vamos al supermercado un día cualquiera con nuestro padre, y vemos que comienza a sudar y a temblar cuando estamos esperando la cola de la caja. Le preguntamos qué es lo que le ocurre, pero no nos responde. Nuestro padre empeora y no puede respirar correctamente, por lo que tenemos que sacarlo del supermercado y llevarlo a urgencias, donde nos explican que, probablemente, a nuestro padre le haya dado un ataque de pánico. Tras largas terapias psicológicas, un profesional nos informa sobre la posible agorafobia de nuestro familiar. Nos aconseja que no se quede solo mientras intentamos que supere sus miedos, pero trabajamos y tenemos niños a nuestro cargo. ¿Podríamos contratar un servicio profesional de cuidado de personas mayores para proteger a nuestro padre?

Ataques de ansiedad y pánico: más graves en los ancianos

Efectivamente, la agorafobia es un trastorno que suele padecer una tercera parte de las personas que sufren ataques de ansiedad o de pánico, ya que deriva directamente de estos síntomas. Aunque la agorafobia sea un trastorno que afecta a personas de cualquier edad, en ancianos es más común y, lo que es peor, más grave. Las situaciones que, muchas veces, no son superadas por las personas mayores (vejez, jubilación…) se relacionan directamente con los ataques de ansiedad, los cuales provocan la agorafobia cuando se encuentran en lugares públicos, con gente desconocida, donde se pueden dar situaciones embarazosas y de los cuales resulta difícil salir.

Miedo a caerse, miedo a la soledad, miedo a la muerte

En definitiva, es el miedo a la desprotección lo que impulsa a los ancianos a no querer salir de su espacio privado y familiar. No solo eso, sino que evitan quedarse solos, incluso en su propia casa. Si bien en adolescentes y adultos jóvenes los miedos están más relacionados con fobias sociales (situaciones humillantes o embarazosas ante un público desconocido), los ancianos suelen tener miedo a caerse, a quedarse solos y desprotegidos y, sobre todo, a la muerte. Además de una terapia psicológica continuada, debemos estar con nuestros familiares para evitar ataques de pánico, acompañarlos y tranquilizarlos siempre y cuando veamos que tambalea su control mental. Por ello, si nos resulta imposible estar con nuestro padre o madre, podemos contratar un profesional en el cuidado de personas mayores, que nos ofrezca un acompañamiento dedicado a mejorar su estado mental, siguiendo siempre los consejos de su psicólogo.

Cuidado de personas mayores en Vizcaya: en Bilbao y Getxo

En Domukea, empresa de cuidado de personas mayores en Bilbao, Getxo y alrededores, le ayudamos a superar situaciones que afectan a la salud y al bienestar de sus familiares. Si cree que necesita un apoyo profesional, puede consultar nuestros servicios de asistencia domiciliaria, con nuestro personal propio en plantilla y de confianza.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea