Cuidado de personas mayores: ¡cuidado con las empresas timo!
Asistencia domiciliaria

Cuidado de personas mayores: ¡cuidado con las empresas timo!

18-10-2018Itsaso

¿Sabías que existen empresas de cuidado de personas mayores que realizan timos y estafas? Conoce los riesgos.

Los timos y estafas están por todas las esquinas, tanto a pie de calle como en el propio domicilio, incluyendo las llamadas telefónicas y el medio virtual. En el mundo de las empresas estafadoras y de los particulares que se dedican al timo y al engaño, las personas mayores son la principal y perfecta víctima que, en numerosas ocasiones, suele pasar por el aro de las compras y contratos fraudulentos. Y qué decir sobre el sector de la asistencia domiciliaria: cuando las necesidades apremian, las víctimas se vuelven más vulnerables para los estafadores, lo que hace del engaño algo aún más cruel e inmoral. Existen casos en los que una empresa dedicada al cuidado de personas mayores ha estafado grandes sumas de dinero a los familiares de los ancianos e, incluso, a los propios ancianos, todavía empleadores o clientes.

Las personas mayores son la víctima perfecta de los estafadores

En este segundo caso, suele tratarse de matrimonios de ancianos en los que un miembro del mismo debe contratar un servicio de asistencia a domicilio para cuidar de su cónyuge. En estos casos en los que los hijos u otros familiares no se encargan de la contratación, las empresas timo suelen aprovecharse de la situación para engañar al anciano empleador. Lo mismo ocurre en las calles, donde las estafas son el día a día de las personas mayores, realidad a combatir a nivel estatal. Tampoco podemos olvidar las estafas a domicilio, en las que los supuestos comerciales de compañías eléctricas o de telefonía se llevan la palma. Normalmente, hacen pagar a las víctimas altas cantidades de dinero, con la excusa de tener que arreglar un desperfecto en otro momento. Asimismo, los contratos falsos y las compras a plazos son el día a día de los estafadores, por lo que se recomienda a las personas mayores que nunca se fíen de ningún comercial que acuda al domicilio o que llame por teléfono.

Empresas timo que pueden sacarnos el dinero, también a los hijos

Sin embargo, en este artículo vamos más allá y, como decíamos, hacemos hincapié en las empresas de asistencia domiciliaria que llevan a cabo preocupantes estafas, no solo a las personas mayores, sino también a los hijos o familiares que contraten el servicio para sus padres, y también, por supuesto, a los trabajadores que no dan de alta en la Seguridad Social y a los que pagan cantidades ínfimas de dinero, incluyendo amenazas de “despido”. Aprovechándose de la inevitable confianza que los familiares deben poner en la empresa, les pueden hacer pagar una alta cantidad para realizar un contrato que, en estos casos, suele ser ilegal. Son muchas las personas que denuncian haber sido engañadas por empresas de asistencia a domicilio todavía operativas a día de hoy, de ahí la importancia de ser previsores, poder identificar cuáles son las empresas de fiar y, por supuesto, denunciar los casos de estafa para que esta realidad comience a ser cosa del pasado.

Presupuestos sospechosamente bajos que hacen saltar la alarma

Como dice el dicho, lo barato puede salir muy caro. Otro de los escenarios que nos encontramos con las empresas fraude de asistencia domiciliaria son los ínfimos presupuestos que nos envían por correo electrónico o que, directamente, promocionan en su página web. Se trata de presupuestos realizados de forma genérica, sin personalizarlos dependiendo del servicio y dependiendo del caso particular. Lo lógico es que, después, las cifras del presupuesto cambien radicalmente o que surja una letra pequeña que antes no estaba ahí. ¿Cómo asegurarnos, entonces, que un presupuesto es de fiar? Hablemos directamente con la empresa de cuidado de personas mayores, contémosle nuestra situación y comprobemos que nos mandan un presupuesto detallado, adecuado a nuestro caso en concreto. Si esa empresa tiene una oficina física a la que podemos acudir para contratar el servicio en persona, mucho mejor.

¿Dónde está mi empresa? ¿Cómo asegurarme de su legalidad?

A raíz de esto, será mejor que nos aseguremos de la localización concreta de nuestra empresa. Si la buscamos por internet, el riesgo de encontrarnos con empresas fraude o poco serias es abrumador. Por ello, busquemos la localización: lo normal es que, si es una empresa física, lo cual nos interesa, tenga visible la localización en la que se encuentra. También es importante acudir al final de la página donde, normalmente, suele aparecer el “Aviso legal” y la “Política de privacidad”. En este apartado, podremos asegurarnos de que la empresa tiene un domicilio fiscal y que éste nos interesa. Si no encontramos esto ni un apartado que hable sobre la protección de datos personales, no es nada recomendable que contratemos un servicio con esa empresa. Lo más seguro es que no esté sujeta a la legalidad, o que no ofrezca los servicios que dice ofrecer y sea una simple intermediaria.

La falta de información: mejor pecar de preguntón

En muchas ocasiones, las empresas timadoras o que, simplemente, ofrecen pésimos servicios, no aportan la información necesaria a sus clientes. Por mucho que preguntamos, evaden nuestras preguntas o nos mienten. Así, es mejor que aclaremos todas nuestras dudas, comprobando que las respuestas que la empresa nos da son de fiar, lógicas y transparentes. Debemos saber cómo trabajan, si son empresas intermediarias o si tienen personal propio, si ese personal trabaja en una situación regularizada, cómo contratan a los empleados, en qué se fijan, qué buscan y cómo se aseguran de su profesionalidad. También debemos preguntar sobre los servicios que ofrece la propia empresa para los clientes, evaluar el grado de cercanía y descubrir si estarán con nosotros cuando los necesitemos.

¿Qué hay de los cuidadores? ¿Están dados de alta?

Una de las cuestiones más importantes de las que nos tenemos que asegurar es de la profesionalidad y la legalidad en la contratación de trabajadores, ya sea para personal propio, ya sea para el futuro empleador, tras realizar una selección personalizada para el servicio concreto que se va a realizar. Asegurarnos de que la empleada de hogar está dada de alta y de que la contratación se realiza según las normas del Régimen Especial de Empleados de Hogar es vital para no dejarnos caer en el injusto mundo de la economía sumergida en el que, como siempre, las empleadas de hogar se llevan la peor parte. Pero también los empleadores corren graves riesgos: lógicamente, podrán ser denunciados y obligados a pagar sanciones importantes.

Pregunta clave: ¿mi cuidador está contento con su trabajo?

Para asegurarnos de la legalidad de nuestra empresa y de que todo se realiza acorde a la ley, debemos fijarnos en nuestro empleado, ya que puede que éste sea otra víctima más de empresas intermediarias que no contratan legalmente ni aseguran a los trabajadores. ¿Conoce realmente a sus supuestos empleadores? ¿Está contento con su trabajo? Lo normal es que, si la empresa ha realizado una entrevista personal al trabajador, éste conozca a los responsables de su selección o, en caso de pertenecer a la plantilla de la empresa, trabaje o haya trabajado en otros domicilios con la misma empresa. Será un indicio claro de que se trata de una empresa seria y legal si nos presentan personalmente al empleado, momento en el que, si aún no hemos acudido a la oficina, podremos hablar en persona con la empresa de selección o contratante.

Cuidado de personas mayores en Vizcaya: en Bilbao y Getxo

En Domukea, empresa de cuidado de personas mayores en Bilbao y Getxo (Vizcaya), trabajamos de forma transparente para que nuestros clientes conozcan el tipo de servicio y de empresa que han contratado. Así, disponemos de personal propio en plantilla para el servicio doméstico por horas. También contamos con un servicio de selección y gestión de empleadas de hogar, a través de una entrevista personal en nuestra oficina, la realización de test y cuestionarios sobre limpieza y cuidado de personas mayores, y la comprobación de referencias de lugares donde hayan trabajado los candidatos. Cuenta con nuestra ayuda día a día, a través del envío de nóminas y el servicio de sustitución, para que tus seres queridos nunca queden desatendidos, ni siquiera durante las vacaciones o durante la baja del empleado. Llámanos, o ven a visitarnos a nuestra oficina, en Getxo, para que podamos atenderte de forma personalizada.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea