Ayuda a domicilio: cuando nuestro padre es muy maniático
Asistencia domiciliaria

Ayuda a domicilio: cuando nuestro padre es muy maniático

15-12-2017Itsaso

¿Nuestra madre o padre ha sido siempre maniática, y con la edad han ido aumentado sus manías hasta límites exasperantes?

Si tuviéramos que clasificar las manías en una etapa de la vida, casi todos coincidiríamos en la misma fase: la vejez. ¿Quién no ha tenido un familiar maniático, que con la edad se ha convertido en un auténtico obsesivo? Es algo normal, al hacernos mayores, nuestro comportamiento cambia y, por lo general, nos volvemos más maniáticos. Si, además, nuestra madre o padre ya era maniático cuando era joven, pasados los años puede volverse insoportable. Por ello, todos los que cuidamos de nuestros mayores o de nuestros pacientes sabemos que debemos llevarlo de la forma más fácil posible. En el caso de que nuestra madre disponga de una ayuda a domicilio de la mano de un profesional, seguro que éste estará acostumbrado a casos como estos: quizá puedas pedirle consejo a la hora de tratar con tu madre.

(Des)orden y limpieza: el rey y la reina de las manías

Entre todas las manías habidas y por haber, las relacionadas con el orden y la limpieza encabezan la larga lista. En los ancianos, se suelen dar manías tales como la limpieza meticulosa de la cocina, siempre en el mismo orden: si tu madre ve que alteras el orden de limpieza, se puede llevar las manos a la cabeza. Puede que nuestro padre sea un maniático del orden (¡de su orden particular!) y tenga la cubertería milimétricamente guardada. A ello le sumamos la obsesión por guardar revistas u objetos que él “ordena”, pero que a nosotros nos parece que desordena por completo. Adivinar dónde va cada cosa nos puede volver locos.

Para entenderlo, debemos darles más importancia a las manías

¿Qué hacer para no desesperarnos? En la medida de lo posible, debemos intentar entender sus manías, tomándonoslas como un juego con normas fijas. Si intentamos convencer a nuestros padres de que sus manías no tienen ningún sentido, no conseguiremos nada más que enfadarlos, ya que el maniático no puede explicar el origen ni la causa de sus manías. Por ello, debemos imaginar que es muy importante que los calcetines estén ordenados por colores, aunque a nosotros no nos parezca de tal relevancia. Poco a poco, conoceremos sus trucos y movimientos para meter la pata lo menos posible.

Ayuda a domicilio en Vizcaya: en Bilbao y Getxo

En Domukea, empresa de ayuda a domicilio en Bilbao, Getxo y alrededores, te ofrecemos un servicio de cuidado de ancianos de la mano de profesionales en el sector. Conocemos la realidad de las personas mayores y queremos que éstos y sus familiares puedan vivir seguros y tranquilos. Además de la asistencia domiciliaria, puedes incluir el servicio doméstico a tu petición, para que tus padres puedan olvidarse de las tareas del hogar (¡y que éstas se realicen de la manera que más se acerque a sus manías y necesidades!).

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea