Asistencia domiciliaria en Bilbao: ¿incompetencia o falta de tiempo?
Asistencia domiciliaria

Asistencia domiciliaria en Bilbao: ¿incompetencia o falta de tiempo?

24-10-2018Itsaso

¿Crees que tu empleado de hogar es lento o incompetente? ¿Has pensando en que quizá las causas sean otras?

Es muy común pensar que, cuando algo falla, el problema no lo tenemos nosotros, sino los demás. Puede que contratemos un empleado de hogar por horas para que cuide de nuestra madre, que a pesar de ser más o menos independiente, no puede realizar todas las tareas del hogar, ya que ha perdido parte de su movilidad con los años y sus achaques. En este caso, es una buena opción contratar un servicio doméstico por horas, que nos proporcione seguridad sabiendo que nuestra madre está en buenas manos, pero que también realice las labores domésticas sin que ésta corra el riesgo de caerse o quemarse en accidentes domésticos, muy comunes en la tercera edad cuando se quiere pero no se puede. Así, a veces nos convertimos en guardianes y vigilantes por querer asegurarnos de que el servicio se está llevando a cabo de manera satisfactoria.

“Llego a casa al mediodía y mi madre aún no ha comido”

“Hace un mes que contraté un servicio doméstico por horas para que cuidaran de mi madre y, de paso, realizaran las labores domésticas. Mi madre siempre ha comido muy pronto, para la una del mediodía ya está con el primer plato. Sin embargo, desde que ha llegado el cuidador, llego a casa a las tres de la tarde y mi madre aún no ha comido, y el empleado de hogar está, con suerte, terminando la comida. Ya le avisé de que mi madre comía pronto, pero parece que no me ha hecho mucho caso.” Esta es una situación que puede darse en muchas casas, pero las razones pueden ser muy diversas, y debemos descubrir cuáles son antes de lanzar acusaciones. ¿Qué ha hecho la empleada de hogar durante toda la mañana? ¿Ha estado a tope con otras tareas o no ha trabajado como debería? Veamos otro ejemplo.

“Mi madre me dice que la empleada deja restos de grasa en la cocina”

“He contratado un servicio de limpieza por horas para mi madre, que siempre ha sido bastante quisquillosa con la limpieza del hogar, pero ya no puede encargarse de todo por culpa de la artrosis. El profesional que acude a realizar la limpieza a domicilio va cuatro horas por la mañana, y se encarga de la limpieza de cristales, de quitar el polvo, de hacer la colada y de cocinar, además de ayudar a mi madre a levantarse y a ducharse. El problema es que, hace unos días, mi madre me llama hecha un basilisco porque quedan restos de grasa en la cocina, por no hablar de las zonas ocultas por las que comienzan a asomarse las pelusas. Yo sé que mi madre es un poco maniática, pero lo he comprobado por mí misma y es cierto que la limpieza podría ser mejorable.”

A pesar de no ser profesionales de la limpieza, preguntémonos: ¿a nosotros nos daría tiempo?

Lo primero que hacemos en este tipo de situaciones es buscar la paja en el ojo ajeno, es decir, pensar que el problema es del empleado, que no es competente con su trabajo o que le falta brío. ¿Y si la casa es demasiado grande o hay demasiadas tareas que realizar en tan solo 4 horas? ¿Conocemos el trabajo concreto que se realiza? ¿A nosotros nos daría tiempo a llevar a cabo todas esas tareas? Evidentemente, a esto podemos responder que no somos profesionales de la limpieza y que, por ello, un profesional con experiencia en limpieza de casas debería ser más rápido y eficaz. Es cierto, pero aun así, nunca viene mal ponerse en la piel de los demás. Puede que, a pesar de su profesionalidad, sea físicamente imposible cumplir con todos los objetivos en apenas 4 horas.

Cuando las horas contratadas son insuficientes

En efecto, esta es una realidad que se repite en las empresas de asistencia domiciliaria y limpieza doméstica. Muchas personas, por motivos económicos o de otra índole, y casi siempre comprensibles, contratan un servicio doméstico por horas, y piden menos horas de las necesarias para realizar todo el trabajo solicitado. Lo cierto es que, cuando se trata del cuidado de personas mayores, escatimar las horas necesarias podría causar situaciones desagradables, tanto para nuestra madre o padre como para nuestro empleado de hogar y, sobre todo, para su relación. Es importante que nuestra madre esté contenta con su cuidadora, que tenga confianza en ella y que pueda disponer de su compañía de buena gana. Sin embargo, si hacemos que el empleado trabaje en malas condiciones, como es natural, podríamos crear enfrentamientos y malestar sin necesidad alguna, situación evitable si fuésemos realistas con el tiempo de asistencia o limpieza necesario.

Empresa de asistencia domiciliaria en Bilbao que calcula las horas necesarias

Puede que nuestra intención no sea escatimar en horas contratadas, pero calculemos mal el tiempo por simple inexperiencia en el asunto. En Domukea, empresa de asistencia domiciliaria en Bilbao y Getxo (Vizcaya), que ofrece servicio doméstico por horas con personal propio en plantilla, se calculan las horas reales de limpieza o asistencia para que no surjan estas situaciones. En Domukea, no mandamos presupuestos generales y preestablecidos, como ocurre en otras empresas, muchas veces intermediarias, sino que hablamos contigo, nos aseguramos de cuáles son las tareas del hogar que quieres que se realicen, e incluso podemos visitar tu domicilio para realizar el presupuesto más ajustado a tus necesidades, a las de tus seres queridos y a las de la vivienda. Así, podemos aconsejarte sobre cuántas horas serían necesarias para la limpieza de tu hogar, con el fin de que el empleado tenga el tiempo suficiente para realizar las labores domésticas de forma correcta y sin dejarse nada por el camino.

Sustitución de empleadas de hogar cuando la incompetencia es real

¿Pero, y si nos enteramos de que nuestra empleada de hogar podría hacer su trabajo en menos tiempo, es decir, que se trata de un caso de incompetencia? Esto también puede ocurrir, aunque, antes de ninguna acusación, hemos dejado claro la necesidad de contestarnos a todas esas preguntas que nos hemos realizado más arriba. En este caso, hemos tenido muy mala suerte si hemos contratado a un empleado por nuestra cuenta, ya que nos tocará pagar una indemnización y buscar de nuevo a otra persona afín a nuestras necesidades, realizar otra vez todo el papeleo y convencer a nuestra madre de que a la segunda, o a la tercera, va la vencida. ¿Cómo ahorrarnos todo esto? Si contratamos un servicio de asistencia domiciliaria por horas con una empresa como Domukea, con personal propio, en primer lugar, las posibilidades de que el trabajador sea incompetente son mínimas, ya que la empresa contrata profesionales con amplia experiencia en la limpieza a domicilio y cuidado de personas mayores. Aun así, puede ocurrir, ya que un empleado que funciona de manera brillante en una casa, puede que en otra no llegue a encajar. En segundo lugar, en el hipotético caso de que el cuidador no realice su trabajo correctamente, la empresa podrá sustituir a ese empleado por otro perteneciente a su plantilla.

Asistencia domiciliaria en Bilbao y Getxo (Vizcaya)

En Domukea, empresa de asistencia domiciliaria en Bilbao y Getxo (Vizcaya), te ofrecemos un servicio de cuidado de ancianos por horas, que puede combinarse con un servicio doméstico que se encargue de la limpieza del hogar. Además de nuestro personal propio en plantilla para las limpiezas por horas y puntuales, disponemos de un servicio de selección y gestión de empleadas de hogar internas, cuando las necesidades aumentan y nuestros mayores deben estar atendidos a todas horas. En estos casos, aunque es la familia la que contrata al empleado, tendremos una garantía de 3 meses por si el empleado se marcha o no encaja con el servicio solicitado. Si además de la selección de personal contratamos un servicio de gestión de personal interno, no tendremos que preocuparnos nunca por nada. Es decir, dispondremos de un servicio de sustitución en casos de emergencia o cuando el empleado se marche, cuando éste disfrute de sus vacaciones o esté de baja. Es más, enviaremos las nóminas detalladas mensualmente para garantizar un servicio transparente. Por último, funcionaremos de mediadores entre la familia y el empleado en caso de ser necesario, para evitar situaciones embarazosas que a veces surgen en las relaciones entre empleadores y empleados. Llámanos, escríbenos o ven a visitarnos a nuestra oficina para que podamos atenderte de forma cercana y personalizada.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea