Asistencia a domicilio: la vida después del ictus
Asistencia domiciliaria

Asistencia a domicilio: la vida después del ictus

14-06-2013Diego

"Hay cosas que no las podrá hacer como antes, tardará más" Consecuencias del ictus

«Sentí un dolor intenso en la cabeza, se me paralizaron los miembros, no podía articular palabra y perdí el conocimiento. Me desperté 14 días después en una UVI››. Se trató de un ictus.

"No hablar no significa no entender"

El ictus es una enfermedad extremadamente frecuente. Ya que es la segunda causa de muerte en hombres y la primera en mujeres. Suele darse a partir de los 50 años y en más de la mitad de los casos produce la muerte o deja secuelas graves e irreversibles, que hacen necesario depender de otra persona. Por ello, es importante una detección a tiempo de un ictus ya que puede (aunque no siempre) evitar muchas complicaciones al aplicar un tratamiento precoz.

A causa de esta enfermedad quedan derivadas unas necesidades para paciente y familiares que, tras el alta hospitalaria, pueden encontrarse desorientados sobre los pasos a seguir. Y es que hasta la más pequeña tarea puede volverse muy ardua.

¿Y ahora, qué?

Al igual que la detección a tiempo, es básico comenzar la rehabilitación lo antes posible pues "los familiares y el paciente se acostumbran a darles todo hecho, volviéndolos más dependientes".

¿Han probado a atarse los cordones con una sola mano?

Es importante mantener una disciplina y enseñar a desenvolverse conforme a la nueva situación porque se pueden hacer y deber ser hechas. Además, un programa de rehabilitación adecuado contribuye a que el paciente recupere su autoestima y puede ser la diferencia entre una situación de autonomía y el confinamiento.

Al mismo tiempo que la rehabilitación existen otras gestiones que realizar, como solicitar la discapacidad y la dependencia para acceder a ciertos servicios (ayuda a domicilio, para el acondicionamiento del hogar ...).

Aceptar la nueva situación

De cualquier forma la rehabilitación tiene un tiempo programado, y mientras dure, se sigue manteniendo la esperanza de una recuperación, en muchos casos imposible. ". Y es que, a pesar de lo que a veces se cree, este proceso es uno de esos en los que la fuerza de voluntad no lo es todo.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea