¿Qué es el régimen de pernoctas en el servicio doméstico?
Servicio doméstico

¿Qué es el régimen de pernoctas en el servicio doméstico?

05-07-2016Diego

 

Llega un momento en la vida, llegada a una determinada edad, en que las personas necesitan de apoyo para realizar las actividades de la vida diaria. Puede que ese momento haya llegado a casa de sus padres y deba contratar una empleada de hogar interna que cuide a su madre. ¿El problema? Que pasa todo el día fuera y no dispone del tiempo necesario para seleccionar el servicio doméstico. Entonces, surge la pregunta: ¿por dónde empiezo? Muchas veces, se trata de localizar al servicio doméstico, recurriendo al entorno de amistades, o publicando anuncios. Tal vez, considere que lo más complicado sea la búsqueda y selección de la empleada interna. Puede que para algunas familias, pero para otras, la pesadilla no ha hecho más que empezar.

¿Ha formalizado el contrato de trabajo con su empleada interna de la manera apropiada?

El contrato deberá formalizarse por escrito siempre que la duración sea superior a cuatro semanas. La formalización del contrato de trabajo, que una a ambas partes, representa el punto final del proceso de selección, y casi siempre, al que menos tiempo se dedica.

Régimen de Pernocta

Pactar un régimen de pernoctas, donde se establece el horario y la compensación económica por el hecho de dormir en la vivienda en la que se trabaja (siempre por lo que se refiere a la empleada interna que presta servicios durante el día y además duerme en la vivienda como parte de las obligaciones de su contrato), es sin duda, unos de los puntos esenciales que todo contrato con con el servicio doméstico debe incluir. El régimen de pernocta tiene que respetar algunos límites: no puede obligarse a la personal doméstico interno a estar en la vivienda antes de las diez de la noche, y tampoco se la puede pedir que realice tarea alguna. Además de tener derecho a permanecer en su habitación, salvo casos de urgencia justificada. Cualquier “pernocta” que no respete los límites legales forma parte de la jornada de trabajo o del tiempo de presencia, según los casos, y como tal debe retribuirse. Si en un periodo de tiempo al año, estas pernoctas deben realizarse en lugar distinto del domicilio habitual, esta cuestión debería especificarse en el contrato. Cualquier régimen de pernocta que no respete estos límites establecidos en la legislación de empleadas del hogar vigente en 2012, formará parte de la jornada de trabajo o del tiempo de presencia, y como tal debe retribuirse, pasando a formar parte del salario de la empleada del hogar teniendo en cuenta las tablas salariales establecidas en el convenio de empleadas del hogar. Para cualquier duda ponemos a disposición de las familias nuestros servicios de tramitación en la contratación de su servicio doméstico.

¿Su abuela no quiere quedarse sola de noche porque tiene miedo?

Ayer mi abuela ingresó en el hospital por un cuadro de neumonía. ¿Quién se queda? Se quedará mi hermano, o tendré que volver a pasar la noche en el sillón de la habitación. Entonces; ¿quién se queda de nuevo con los niños en casa? Este es el guión que suelen describir las familias cuando un familiar sufre un ingreso hospitalario. La vida cotidiana sufre un desbarajuste y todo de ser replanteado: ¿quién pasa la noche con la abuela que tiene miedo que le pase algo? ¿Quién le va a ayudar en las actividades de la vida diaria? ¿Quién le ayudará a bañarse? Todo debe replantearse, porque el tiempo que permanecerá ingresada es incierto. “Estoy agotada, llevo tres noches sufriendo la incomodidad del sofá de la habitación” En la mayoría de las veces, suele ser un familiar quien se responsabiliza de forma única del enfermo dependiente. En ocasiones, el relevo familiar permite sobrellevar la situación, pero: ¿qué se puede hacer si no tenemos a nadie que nos releve? Obtener el equilibrio entre su trabajo, su vida y el bienestar de su abuela genera un estrés difícil de sostener a largo plazo.

¿Necesita que alguien pase la noche con su abuela en el hospital?

Lo más importante es que su abuela consiga conciliar el sueño para rebajar su estado de ansiedad, por lo que contratar la ayuda de un servicio hospitalario se hace imprescindible. Para solventar airosamente el imprevisto, puede contratar los servicios por horas de asistencia hospitalaria de una empresa acreditada por la Diputación. Su compromiso contractual le garantiza cobertura ante incidencias, sustituciones, servicios complementarios: alquiler de sillas, grúas o camas. Una vez superado el primer envite, y con diagnósticos médicos más ajustados puede contratar un servicio de selección de servicio doméstico que atienda de manera permanente a su familiar. Domukea es una empresa de Bizkaia y trabajamos para aliviar la sobrecarga de las familias ofreciendo ambas posibilidades, por un lado, su  servicio doméstico propio en plantilla, y por otro sus servicios de selección de personal. Trabajamos día a día con personas en situación dependencia cubriendo de día/noche en hospitales, residencias y hogares.

Asistencia nocturna que se encargue del aseo, de vestir y de meter en la cama.

¿Le van a operar de cataratas y necesita un servicio de asistencia para atender a su esposa por la noche? Nunca apetece acudir a un hospital, y mucho menos, cuando el paciente es uno mismo. Lo cierto, es que a lo largo de nuestras vidas acudimos a los servicios hospitalarios para solventar “pequeños achaques”, pero es sin duda, en nuestra época de senectud, cuando más necesidad tenemos de ser intervenidos. Posteriormente, las convalecencias pueden durar más o menos tiempo, en función de nuestra capacidad regeneradora, pero bien pueden durar entre siete días a más de un mes. No podrá realizar esfuerzos, ni agacharse hasta que esté recuperado de la operación. Lo que en otro momento hubiéramos cumplido con prodigiosa facilidad, es en el postoperatorio cuando lo simple se convierte en difícil. ¿Quién puede salir a hacernos las compras? ¿Quién puede prepararnos la comida? O más importante aún: ¿Quién puede atender a mi esposa por la noche? Decía un refrán: “la vida es más débil que la muerte, pero la muerte es más débil que el amor”.

Matrimonios mayores que viven apoyándose el uno del otro

Es sumamente habitual encontrar en las viviendas de nuestra geografía matrimonios sénior que viven apoyándose el uno del otro. Matrimonios de personas mayores que comparten su existencia en viviendas, que en muchos casos no se han sido adaptados a la nueva situación etaria. Parejas en las que la incapacidad de uno de los miembros provoca instantáneamente el colapso en el hogar. La necesidad de contratar un servicio de asistencia domiciliaria nocturna se convierte entonces, en una razón de ser. Encontrar a alguien que facilite la convivencia no es fácil, y mucho más cuando una de las partes se niega a recibir ayuda externa. El mero hecho de tener un extraño en su casa suscita recelos y perciben que se viola su intimidad. Al final hay que contratar personas amables, de carácter afable, alegre, respetuosas, con paciencia y mano izquierda. En Domukea Bilbao disponemos de personal doméstico propio en plantilla con un nivel de responsabilidad alto porque tenemos que estar pendientes de los horarios, de las revisiones médicas, de la medicación y de las necesidades de alguien que tiene limitadas sus capacidades para autocuidarse y una salud débil.

Cuéntenos cuál es la situación de las cosas y le ofreceremos la solución más adecuada.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea