Asistencia a domicilio. La comunicación con el enfermo

Asistencia a domicilio: la comunicación con el enfermo

¿Nos comunicamos bien con las personas que cuidamos? ¿Tenemos personas dependientes a nuestro cargo y necesitamos mejorar la comunicación en la asistencia a domicilio?

La comunicación es una de las cosas más importantes a tener en cuenta en la asistencia a domicilio, a la hora de tratar con las personas dependientes que tenemos a nuestro cargo. En cualquier tipo de relación (amigos, alumno-profesor, paciente-cuidador…) todo se vuelve más fácil y llevadero si mantenemos una buena comunicación. Sin embargo, a veces resulta muy complicado. Puede que cuidemos de nuestro padre y que, a raíz de una enfermedad, ya no pueda hacer las cosas que antes hacía y pague con nosotros su malestar. En consecuencia, con el tiempo, hemos ido perdiendo la comunicación y la buena relación que teníamos. Puede que incluso nuestra madre tenga Alzheimer y tengamos que esforzarnos en mantener una buena comunicación (especial, pero comunicación).

Si no hay deterioro mental, todo es más fácil

En los casos en los que nuestro familiar no sufre ninguna enfermedad mental que haya podido afectar gravemente a la comunicación, resulta más sencillo recuperarla. Los cuidadores nos tenemos que volver menos impulsivos y dejar de lado la irascibilidad. Con la edad o a causa de situaciones complicadas, los ancianos o/y los enfermos pierden el filtro a la hora de decir las cosas: no nos llevemos todo a lo personal. Sentémonos con ellos, pasemos tiempo con ellos, que se note que lo hacemos por gusto y no por obligación. Ante todo, no les hablemos como si fuesen niños por el mero hecho de tener una compresión más lenta, o por tener problemas de audición, podríamos causarles un mayor complejo de inferioridad y una mayor impotencia por ello.

Habilidades de comunicación con enfermos de Alzheimer

Cuando nuestros seres queridos y/o nuestros pacientes padecen una enfermedad degenerativa como Alzheimer, mantener una buena comunicación no es tan sencillo. El esfuerzo que hace un cuidador o un familiar para comunicarse con el enfermo es infinito. En primer lugar, es obvio que tenemos que continuar hablando con ellos con más o menos normalidad, y contestar a sus preguntas y comentarios aunque para nosotros no tengan ningún sentido. Sobre todo, debemos procurar entender, aunque no todo, ciertas sensaciones o sentimientos que nuestro familiar nos quiere trasmitir a través de la comunicación no verbal. Conectar con los enfermos resulta imprescindible incluso para mejorar (o mantener) su enfermedad.

Asistencia a domicilio en Vizcaya: en Bilbao y Getxo

En Domukea, agencia de asistencia a domicilio en Bilbao y Getxo (Vizcaya), le damos los mejores consejos respecto al cuidado de personas mayores y enfermos. Además, le ofrecemos nuestros servicios, profesionales y de confianza, de asistencia a domicilio, para que sus seres queridos estén siempre en las mejores manos y los cuidadores puedan cuidar también de sí mismos.

Boton de contacto de Domukea

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *