Financiar la asistencia a domicilio mediante una hipoteca inversa
Asistencia domiciliaria

Financiar la asistencia a domicilio mediante una hipoteca inversa

19-02-2019Itsaso

¿Si una persona mayor quiere mantener su nivel de vida tras la jubilación puede convertir su vivienda en una pensión extra? Asistencia a domicilio

Toda una vida trabajando a destajo para comprobar ahora, el desfase entre los ingresos de la última nómina en detrimento de una pensión insuficiente y, justo ahora, que empieza a no ser capaz de valerse por sí mismo.

Es posible que su padre, un jubilado con un patrimonio elevado, sea el propietario de un “pisazo” en uno de los barrios más exclusivos de la ciudad, pero contradictoriamente, disponga de una renta baja.

¿Qué soluciones existen para poder financiar cómodamente este tipo de asistencia domiciliaria?

Las hipotecas inversas son una opción para conseguir ingresos sin dejar de disponer de su vivienda

De primera mano, si una persona dependiente quisiera mantener su nivel de vida o, sufragar la asistencia a domicilio que le apoya, pasaría por hacer uso de sus ahorros. Parece obvio, pero también lo es la rapidez con que los ahorros menguan al sufragar los altos costes de contratación de una empleada en régimen interno. Una vez escuché de un cliente: “cuando mi madre se jubiló tenía una hermosa pensión digna de mención. Ahora pasados casi treinta años, que es además cuando mi madre más recursos necesita, su antigua pensión que apenas ha sido actualizada con el paso de los años, no es más que una mera ayuda totalmente insuficiente para mantenerla”.

Si una persona quiere mantener su nivel de vida tras la jubilación necesitará tener ahorros

Otra opción que siempre ha estado ahí, pasa por vender la casa en la que vive el anciano, para posteriormente, comprar o alquilar una más pequeña. Del resultado de la operación, “downsizing” debe quedar un remanente que puede emplearse como una pequeña renta extra. Sin embargo y sobre todo en España, país con un fuerte arraigo a la posesión del suelo y ladrillo, la prioridad para muchas personas ancianas es seguir viviendo en su casa por lo que existe una fuerte resistencia para no cambiar de domicilio o de barrio.

Convertir un activo de baja liquidez como puede ser un inmueble pase a ser una renta mensual que permita al jubilado complementar su pensión.

A partir de aquí es cuando entran en juego los diversos productos financieros entre los que están incluidos las hipotecas inversas. Este sistema de financiación que cuenta con el respaldo de la Ley Hipotecaria desde su reforma de 2007 permite que las personas en edad de jubilación puedan obtener una rentabilidad de su patrimonio inmobiliario sin necesidad de venderlo y con la posibilidad de transmitirlo en herencia.

El 87% de las personas mayores de 65 años en España tienen una vivienda en propiedad, y para muchos, no es solo su casa, sino también los ahorros de toda una vida.

Las hipotecas inversas tienen una operativa relativamente sencilla. El banco concede a personas mayores de 65 años que tengan una vivienda en propiedad (generalmente de alto standing) un crédito con garantía hipotecaria. El préstamo que se concede al jubilado se convierte en una renta mensual, con la característica especial de que el hipotecado jubilado no tiene que devolver esas cantidades mientras viva. Es decir, quien posee el inmueble recibe un dinero por la vivienda, y a su muerte los herederos pueden devolverlo si la quieren conservar.

“Es el único préstamo que no devuelve la persona que lo firma, sino sus herederos"

El importe de la renta depende de muchos factores, pero principalmente del valor de la vivienda, según tasación independiente y de la edad de las personas propietarias, aunque se suele prestar entorno al 30% del valor de la vivienda. Las cantidades se pueden recibir en forma de pago único, si bien generalmente el público se decanta por una renta mensual vitalicia o una combinación, es decir, una cantidad al inicio más una mensualidad. En cualquiera de las modalidades el hipotecado mantiene la propiedad y el uso de la vivienda.

Es una forma de asegurarse una renta mensual sin perder la titularidad de la vivienda y sin tener que mudarse.

Cuando fallecen los titulares del préstamo, los herederos pueden elegir por, vender la propiedad por el precio que tenga en ese momento, devolviendo la deuda contraída con el banco fruto de la hipoteca inversa y disponer del resto del dinero proveniente de la venta, o entregar la vivienda al banco, no pudiendo la financiera reclamar nada más. Es decir, si la casa vale más que la cantidad adeuda al banco, los herederos pueden quedársela, venderla, pagar la hipoteca inversa y quedarse lo que sobre; y si vale menos, entregar las llaves al banco.

Lo que ocurre es que la deuda se acumula y su cancelación se produce cuando la persona fallece.

Aplicando este producto financiero, las personas mayores han podido utilizar sus ahorros inmobiliarios de escasa liquidez para mejorar su calidad de vida en esa última etapa y, por otro lado, los herederos siguen recibiendo una buena parte del valor de esa vivienda.

¿Cuáles son las posibles ventajas como los inconvenientes que puede tener una hipoteca inversa?

Ventajas

  • Es una forma de rentabilizar el patrimonio inmobiliario.
  • Puede servir de complemento a la pensión
  • Tiene un tratamiento fiscal favorable
  • Podemos seguir residiendo en nuestra casa
  • Los herederos tienen prioridad sobre el banco
  • Podemos alquilar la vivienda hipotecada

Inconvenientes

  • Solo se concede a viviendas de alto valor
  • Es un producto de una cierta complejidad financiera que puede dar lugar a abusos.
  • La carga la reciben los herederos.
  • El valor de la deuda aumenta con el tiempo en lugar de disminuir.
  • Puede que a la hora de satisfacer la deuda la casa valga menos que la deuda.
  • un interés creciente a medida que aumenta la vida del préstamo.
  • Las rentas pactadas no suelen ser recalculables ni tienen en cuenta el IPC.

No obstante, a pesar de todos los inconvenientes para los herederos, estos siempre dormirán con el consuelo de haber hecho todo lo posible para que sus progenitores hayan recibido las mejores atenciones en vida.

 

En Domukea, empresa de asistencia a domicilio en Bilbao y Getxo (Vizcaya), te ofrecemos todo lo que necesita una familia comprometida con sus familiares. Llámanos y cuéntanos lo que necesitas.

Con una llamada, tu vida más fácil