Ayuda domiciliaria en Getxo: las enfermedades crónicas más comunes en ancianos
Asistencia domiciliaria

Ayuda domiciliaria en Getxo: las enfermedades crónicas más comunes en ancianos

09-04-2019Itsaso

Además de los problemas de vista y oído, ¿cuáles son las otras enfermedades crónicas que suelen llegar cuando nos hacemos mayores?

Los problemas relacionados con los sentidos, en concreto con la vista y el oído, suelen llegar incluso antes de tiempo. En principio, es normal que esto suceda llegados a una edad, hecho al que no damos demasiada importancia, dada la variedad de opciones que existen para sobrellevarlo o para hacerle frente. Aun así, los expertos recomiendan que las personas mayores acudan a revisión ocular y auditiva al menos una vez al año, para prevenir problemas más graves como el glaucoma o las cataratas. Veamos, a continuación, otras de las más típicas enfermedades cónicas relacionadas con la vejez.

Huesos, articulaciones y circulación, un clásico de la edad avanzada

En primer lugar, debemos mencionar aquellos problemas que surgen en torno a los huesos, como la osteoporosis, producida por la carencia de calcio en los huesos, debido a la menopausia o a la avanzada edad. En estos casos, los ancianos suelen ser propensos a sufrir fracturas de hueso, por lo que se debe aumentar la precaución, tanto en casa como en la calle. En cuanto a las articulaciones, éstas también se ven afectadas por la artritis, que hace que se inflamen y provoquen agudos dolores, derivando en artrosis en casos graves. Para ello, existe medicación y rehabilitación aconsejada por los especialistas. Por último, los problemas relacionados con la circulación son evidentes en la tercera edad, contando con que muchas de sus consecuencias (infartos o ictus) son algunas de las principales causas de mortalidad en ancianos. Por ello, las personas mayores deben controlar periódicamente su tensión arterial, así como su alimentación, y realizar un adecuado ejercicio con el fin de prevenir estos problemas de salud.

Enfermedades derivadas de la alimentación

Por otro lado, encontramos aquellas enfermedades que derivan directamente de la alimentación y que, además, afectan a la misma. Por ejemplo, la diabetes es una de las más comunes en el caso de las personas mayores, probablemente en relación con el estrés, la inactividad y los malos hábitos alimenticios. Sin embargo, se trata de un problema con el que se puede vivir gracias a la ayuda de un especialista. Lo que es más conflictivo es el problema de la desnutrición, que también suele darse en muchos ancianos, a raíz de la pérdida del apetito, y que puede derivar en enfermedades más graves como la anemia o la gastritis atrófica, entre otras. Así, es recomendable que las personas mayores que sientan que están perdiendo en apetito, acudan a un nutricionista que pueda ofrecerles una dieta saludable.

La trágica realidad de las enfermedades degenerativas

Por último y por desgracia, la aparición de enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson y el Alzheimer, son más que comunes en la tercera edad. El principal problema en estos casos es que éstas no tienen cura, a pesar de la existencia de algunos tratamientos que ayudan a minimizar los síntomas. Sin embargo, las personas mayores que sufren estas enfermedades acaban necesitando la ayuda de cuidadores en su día a día, ya sean familiares, ya sean profesionales de la ayuda domiciliaria.

Ayuda domiciliaria en Getxo y Bilbao (Bizkaia)

En Domukea, empresa de ayuda domiciliaria en Getxo y Bilbao (Bizkaia), trabajamos para ofrecer a las personas mayores la mejor atención posible, gracias a nuestros profesionales en plantilla, y gracias a nuestros servicios de selección y gestión de empleados del hogar. Si necesitas un relevo en el cuidado de un familiar, llámanos y te atenderemos de forma personalizada.

Con una llamada, tu vida más fácil