Empleadas del hogar Bilbao Getxo: la reducción de jornada
Servicio doméstico

Empleadas del hogar Bilbao Getxo: la reducción de jornada

18-12-2017Itsaso

¿Lleva años con su empleada del hogar pero no puede seguir pagándole por una jornada completa? ¿Quiere mantener el servicio a pesar de una reducción de jornada?

Existen diversos motivos por los que, en determinadas ocasiones, no queremos o no podemos hacer frente al pago del salario de nuestras empleadas del hogar. Imagine que llevamos años encantados con el servicio de nuestra empleada, pero nuestro padre ha fallecido y ya no necesitamos asistencia domiciliaria, sino que, simplemente, quisiéramos continuar con el servicio doméstico dedicado a las tareas del hogar. Puede que, en cambio, estemos pasando dificultades económicas y no nos podamos permitir pagar un sueldo de jornada completa. Decidimos, entonces, plantearle al trabajador una reducción de jornada. ¿Tenemos derecho a reducir su jornada? ¿Qué implica hacerlo? ¿Debemos indemnizar a la empleada y hacerle el finiquito?

Cuando hay acuerdo por ambas partes

No nos compliquemos las cosas: antes de nada, debemos hablar con nuestro empleado y plantearle nuestra idea sobre la modificación del contrato, con la debida antelación de 15 días. Puede que éste esté de acuerdo con esa reducción y que, por tanto, no haya problema para fijar la reducción de jornada. Es entonces cuando debemos acudir a la Tesorería de la Seguridad Social a comunicar la alteración del contrato y a firmar la modificación de mutuo acuerdo, básicamente porque cambian las horas trabajadas y, por tanto, el salario correspondiente a las mismas. De todas formas, aunque haya mutuo acuerdo, es aconsejable finiquitar y dar comienzo al nuevo contrato. No se olvide del preaviso: si lleva menos de un año trabajando con usted, el preaviso será de 7 días como mínimo; si lleva más de un año en el trabajo, debe avisarla con al menos 20 días de antelación.

¿Sin consentimiento? Derecho a finiquito

Si usted es una empleada del hogar y su empleador le ha propuesto una reducción de jornada pero usted no está de acuerdo, sepa que tiene derecho a rescindir su contrato y reclamar el finiquito, ya que las condiciones del trabajador se han visto alteradas de forma sustancial, según dicta el artículo 41 del Estatuto de los trabajadores. Así, tiene derecho a ser indemnizada en 12 días por año trabajado, con un máximo de 6 mensualidades, y disfrutar de las vacaciones si aún no han sido dadas.

Empleadas del hogar en Vizcaya: en Bilbao y Getxo

En Domukea, empresa de asistencia domiciliaria y servicio doméstico en Bilbao, Getxo y alrededores, somos profesionales en la prestación de servicios de la mano de empleadas del hogar cualificadas para cada puesto. No somos intermediarios, sino que le ofrecemos servicios a través de nuestro personal propio en plantilla, ocupándonos de la gestión del empleo para la comodidad del empleado y del empleador. Además del cuidado de niños y de personas mayores, y además del servicio doméstico continuado, realizamos limpiezas puntuales a domicilio, cobrando únicamente las horas trabajadas. Si necesita una ayuda por parte de una empresa de limpieza, no dude en ponerse en contacto con nosotros para recibir una atención personalizada.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea