Asistencia domiciliaria Bilbao. Mi padre es un hipocondriaco

Asistencia domiciliaria Bilbao: mi padre es un hipocondriaco

¿Tiene un padre hipocondriaco que acude al médico a diario? ¿Su obsesión le causa ansiedad y depresión? ¿Cómo tratar la hipocondría en ancianos?

Si bien algunas personas mayores nunca acuden al médico porque niegan tener alguna enfermedad o problema (aunque lo tengan), los hay que no pasa un día en el que no visitan a su médico. La hipocondría, o la obsesión por padecer algún problema de salud, es común en muchas personas. Al tratarse de ancianos, las manías y obsesiones se multiplican. Si bien hace años se trataba de un trastorno poco tratado y estudiado en el ámbito de la psicología, ahora existen terapias dedicadas a la hipocondría. ¿Cómo se trata la hipocondría? ¿Cómo podemos intentar que disminuya la obsesión de nuestro padre? ¿Necesita una asistencia domiciliaria para que un asistente acompañe y dialogue con su madre y, así, ésta se sienta más atendida y comprendida?

Los que acuden al médico a diario y los que no van nunca

Existen dos clases principales de hipocondriacos: los que van al médico todos días y los que se niegan a realizarse cualquier tipo de análisis por simple que sea. En cuanto al primer grupo, sanitarios aseguran que parte del colapso en la Seguridad Social está ocasionado por personas que acuden al médico sin tener ningún problema. Es más, existen numerosos testimonios de ancianos que aseguran que van al médico para conversar y sentirse escuchados. No solo eso, sino que algunos están convencidos de tener una enfermedad, a pesar de que las pruebas médicas digan lo contrario. En el caso del segundo grupo, también resulta conflictivo, ya que su miedo impide que se realicen pruebas necesarias, lo que puede poner el riesgo su salud.

Cuando la obsesión se convierte en realidad: “efecto nocebo”

La hipocondría no es una tontería: normalmente, los hipocondriacos son depresivos y sufren ansiedad. Esto no les permite vivir tranquilos y les obsesiona de tal manera que, en el caso de una hipocondría extrema, pueden llegar a padecer los síntomas de la enfermedad que creen que tienen. Los profesionales han denominado a este caso “efecto nocebo”, lo que supone una preocupación para médicos, psicólogos y familiares.

Terapia cognitiva, relajación y positividad

Ante la hipocondría, existe la terapia psicológica. Una vez en este ámbito, la terapia cognitiva servirá para convencer de que tener ciertos síntomas no asegura el padecimiento de una enfermedad (podemos tener dolores de cabeza o manchas en la piel, es algo normal). En segundo lugar, las terapias de relajación y meditación son importantes, ya que ayudan a combatir la ansiedad. Por último, debemos hablar a nuestros mayores con positividad, intentando inculcarles una filosofía más llevadera.

Asistencia domiciliaria en Vizcaya: en Bilbao y Getxo

En Domukea, empresa de asistencia domiciliaria en Bilbao, Getxo y alrededores, le ofrecemos ayuda a domicilio tanto para el cuidado de ancianos como para las tareas del hogar. Además, somos una empresa de limpieza acomodada a sus necesidades, tanto para el mantenimiento del hogar como para limpiezas puntuales. Póngase en contacto con nosotros para recibir una atención profesional y personalizada.

Boton de contacto de Domukea

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *