Normas de conducta

Servicio doméstico: normas de conducta para empleadas de hogar

¿Necesita Servicio Doméstico a Domicilio en Vizcaya?

La convivencia requiere, en la mayoría de las ocasiones, respetar una serie de normas de conducta social, imprescindibles para mantener la armonía. En lo tocante al servicio domestico, lógicamente, también deben aplicarse con el fin de crear un ambiente dentro del hogar satisfactorio y agradable para todas las personas que lo integran.

“Soy abogado, pero no tengo tiempo para realizar todas las gestiones que lleva dar de alta a una empleada de hogar para cuidar a mi madre”

Domukea Vizcaya, en Bilbao y Getxo, le ofrece las Normas de Conducta apropiadas a seguir dentro de los hogares donde se trabaja. Es muy importante identificar cuáles son estas normas en cada caso para que la adaptación del trabajador en el hogar sea lo más rápida y efectiva posible:

  • Tratamiento

Respecto a la forma de dirigirse a todos los miembros de la familia, salvo que de mutuo acuerdo se decida, siempre será de usted/es y en el caso de tener que consultar alguna duda o pedir algo, se hará “por favor” y “gracias”.

Es muy importante ya que muchas veces la familia o familiares se organizan teniendo en cuenta la entrada y salida de la persona que está trabajando para ellos. Avisar en caso de retraso o de ausencia por motivo justificado.

  • Discreción

En los temas personales de la familia el servicio doméstico no deberá inmiscuirse nunca (tanto en sus conversaciones, educación de los niños) y tampoco deberá hacerlo cuando otras personas ajenas (familiares, vecinos) se encuentren en ese momento en el domicilio.

  • Material

El uso de los objetos que conforman la casa siempre se hará con autorización del empleador (teléfono, tomar un café a media mañana…..) y cuando se autorice a coger el teléfono, deberá pasarse mediante nota escrita quién ha llamado tratando siempre a esa persona con la mayor de las cortesías (desconoce quién está al otro lado del aparato). Nunca se utilizará el teléfono fijo de la casa sin permiso. Utilizar el teléfono vuestro teléfono móvil con discreción y sólo si es necesario.

La imagen e higiene de la empleada de hogar deberá respetar las mínimas normas sociales exigidas para cualquier ciudadano en un trabajo (aseo, vestimenta…..). Se tendrá que ir bien aseado, con el cabello limpio y recogido, sobre todo si hay que cocinar. Evitar olores fuertes a colonias y perfumes, si se usan que sean suaves.

  • Fuera del hogar

No comentar ni ser indiscretos con personas ajenas al hogar, hay que ser responsable y no explicar a nadie los hábitos y costumbres de la casa.

  • Atender la puerta

Si no hay nadie en la casa y no tiene ninguna orden concreta de abrir a alguien, nunca abrir la puerta. Si la vivienda tiene servicio de portería, decir al portero o portera que los acompañe o que le dejen a él lo que dicen que traen.

Domukea gestionamos el tiempo para los que no tienen tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *