Limpieza doméstica: limpiar el moho en los baños
Limpieza doméstica

Limpieza doméstica: limpiar el moho en los baños

27-10-2016Nino

¿Cómo quitar el moho negro en los elementos del baño? Trucos para una buena limpieza doméstica

Los baños son centros donde la humedad se apodera de todos los elementos habidos en el mismo. Un habitante muy desagradable y antiestético es el moho negro que se va instalando en zonas como la ducha, en los azulejos de las paredes…. Fuente de este moho negro, es la humedad, debido al agua que queda estancada y a los productos de higiene personal como jabones o aceites que utilizamos diariamente. Por ello, es muy importante no descuidar su limpieza continuada.

Eliminar las manchas de moho de la ducha

Existen distintos medios para la limpieza doméstica del moho en los baños, como son productos de limpieza que se pueden adquirir en el mercado, así como productos de limpieza de uso profesional muy eficaces y de rápida ejecución.

Pero, también existen remedios caseros, es decir, los trucos de la abuela, que nos permiten realizar la limpieza doméstica sin moverse del hogar. Una de las mezclas más eficaces para remover las manchas de moho es la que se realiza con vinagre blanco, agua tibia y bicarbonato de sodio:

Se mezcla un 1/4 de vaso de agua tibia con 3/4 de vinagre blanco y dos cucharadas de bicarbonato en una botella o frasco y agita de forma enérgica para que los ingredientes se integren. Una vez lista, se vierte directamente sobre las manchas de moho y se deja actuar durante 30 minutos aproximadamente. A continuación, se frota la mezcla con un cepillo de dientes para llegar a los rincones más difíciles y asegurarse de que la limpieza es completa. Por último, solo se tiene que enjuagar la ducha con agua caliente y secar con una toalla o paño limpio.

Quitar el moho de los azulejos del baño

Los azulejos del baño también resultan afectados por la humedad y el moho, por lo que también se deberán limpiar con esmero. Para estos, lo mejor es preparar una mezcla de lejía y agua, aplicarla sobre ellos y dejar reposar por unos 10 minutos. Luego, bastará con frotar los azulejos con una esponja y un cepillo de dientes para limpiar las manchas que haya en las juntas de los mismos.

¿Y la mampara? Ese lugar que se resiste tanto a relucir su belleza en el conjunto del baño

Para limpiar la mampara de la ducha, se debe mezclar vinagre blanco con bicarbonato de sodio. Lo que se obtendrá será una mezcla algo espesa que deberá ser extendida por la mampara. Se deja reposar allí unos quince minutos y con una esponja húmeda se eliminan los restos.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea