Limpieza a domicilio: ¿cómo limpiar cocinas lacadas?
Limpieza doméstica

Limpieza a domicilio: ¿cómo limpiar cocinas lacadas?

29-10-2013Diego

Muebles de cocina lacadas siempre perfectas

El empleo de muebles lacados para dar vida a las cocinas actuales puede venir derivada de una moda pasajera. Al respecto, existen voces discrepantes que opinan que pasan los años, y siempre los vemos en revistas y en las casas más lujosas. La polémica está servida si añadimos las sutiles recomendaciones de las tiendas de muebles al intentar quitarnos la idea de la cabeza porque “es muy delicado”, “se vuelve amarillo”, “se ensucia enseguida”, y un sinfín de excusas que, lejos de la verdad, se le ocurre a cualquier persona que no conoce bien este tipo de acabado de altísima calidad.

El color blanco es la elección perfecta cuando no sabemos de qué color decorar la cocina

Ciertas o no las opiniones, lo que si sabemos con toda seguridad es que los muebles lacados de cocina, son un elemento muy decorativo, de un atractivo irresistible y que cada vez se utiliza más. Imagínese una cocina con una gran campana en madera lacada a juego con el resto del mobiliario.

En la actualidad, estas superficies no se arañan ni se deterioran tanto como antes, así que es cuestión de saber aplicarles los cuidados adecuados. Para la limpieza de un mueble de cocina lacado no requeriremos de ningún otro cuidado especial diferente de lo que hacemos al limpiar cualquier superficie barnizada, ahora bien, tendremos que tener mucha precaución de no utilizar elementos que puedan rayar la superficie, como  estropajos, etc.

Los muebles de madera lacada suelen llevan varias capas de una laca con resistencia mayor que el barniz, para que se haga un buen mantenimiento.

Además el color más habitual es el blanco por lo que las manchas y la suciedad serán más visibles y si encima tienen molduras o plafones, la cosa se complica.

Para la limpieza de estas superficies de madera lacada se recomienda emplear un detergente alcalino concentrado específico para superficies grasientas mezclado con agua caliente. Con la ayuda de una bayeta de microfibra natural u otro trapo suave empapado en dicha disolución caliente, arrastraremos la suciedad fácil y rápidamente.

Se debe utilizar un trapo limpio, para que no entren restos de suciedad en los poros de la superficie de los muebles.

Limpie las superficies con movimientos circulares, sólo así se evitan los arañazos y las manchas brillantes en superficies mates. No emplee vaporetta, ni aconsejamos el empleo de detergentes para fregar suelos, productos abrasivos, pulimentos, ceras, es decir, productos que contengan siliconas o disolventes.

Una vez restregada la superficie, bastará con aclarar con agua limpia, pero procurando no mojarla demasiado y secando los frentes en seguida. El brillo saldrá por sí sólo una vez secos.

Las superficies lacadas están recubiertas de una laca de poliuretano (laca PUR), de gran calidad y de fácil cuidado

En Domukea no sólo trabajamos con productos productos profesionales de limpieza, sino que ponemos alcance de nuestros clientes dichos productos.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea