Empresas de limpieza en Bilbao: las mejores soluciones para las peores manchas
Limpieza doméstica

Empresas de limpieza en Bilbao: las mejores soluciones para las peores manchas

03-12-2018Itsaso

¿Existen manchas imposibles? ¿Cómo hacer frente a las manchas navideñas? ¿Y si no nos quedara otra que contratar una empresa de limpieza en Bilbao?

Sabemos que la limpieza del hogar no es para tanto si le cogemos el ritmo y tenemos el suficiente tiempo como para que nuestro hogar no parezca un campo de batalla, pero de ahí a conocer los verdaderos secretos para eliminar manchas imposibles… A veces, si no tenemos algún familiar con experiencia, no nos queda otra que recurrir a los profesionales en la limpieza del hogar para poder deshacernos de esa mancha de aceite de la alfombra que parece que va a quedarse con nosotros por los siglos de los siglos. ¿Qué servicios nos ofrecen las empresas de limpieza en Bilbao si queremos deshacernos de las manchas imposibles? ¿Quieres conocer las mejores soluciones para las peores manchas, ahora que llegan las Navidades?

Quitarnos la camiseta antes de desmaquillarnos, ¿quién pensaría en sus consecuencias?

¿A quién no le ha pasado? No solo con ropa de color claro, sino de cualquier color. Nos quitamos la camiseta sin habernos desmaquillado antes y el maquillaje se queda en el cuello de la camiseta, de la camisa o del jersey. Aunque se supone que algunos maquillajes no manchan, siempre nos podemos encontrar con esa sombra oscurecida que ni la lavadora ha podido eliminar. Y es que, efectivamente, eliminar las manchas de maquillaje no es nada fácil. En el caso del maquillaje facial, será buena idea frotar la mancha antes de meterla en la lavadora, eligiendo el bicarbonato o el agua oxigenada como principales aliados. Eso sí, para no esparcir más la mancha, es recomendable frotarla con un cepillo de dientes, con movimientos circulares, para que la mancha comience a desprenderse y termine de ser destruida por la lavadora.

¿Y si nos dio pereza desmaquillarnos anoche y nuestra almohada lo lamenta?

En estos casos en los que dejamos que el maquillaje se adhiera a la almohada mientras dormimos, el problema suele encontrarse en las manchas de rímel o en las manchas de pintalabios. En este caso, es incluso más difícil eliminarlas: no esperemos que se quiten en la lavadora si no hacemos nada previamente. Como muchos maquillajes están compuestos de aceite, es recomendable que utilicemos un quitagrasas para eliminar las manchas, y que, al igual que con el aceite, no recurramos al agua si no queremos que se adhiera aún más la mancha. Podemos poner la prenda a remojo con un poco de vinagre y unas gotas de limón antes de frotarla, o recurrir al anterior método del agua oxigenada, muy poderoso en la mayoría de las manchas.

El agua no siempre es una buena compañera de la limpieza

Hemos sacado a la luz el tema del agua y es que, en el mundo de la limpieza, no es una tontería conocer la incompatibilidad del agua con muchas de las manchas que solemos encontrarnos en nuestra ropa. Evidentemente, las manchas de grasa no se pueden eliminar con agua, sino que debemos administrar un producto que consiga absorber la máxima cantidad de grasa antes de emplear el quitagrasas. Uno de estos productos absorbentes pueden ser los típicos polvos de talco, la fécula de maíz o la harina de trigo. En segundo lugar, las manchas de barro, al igual que las manchas de polen, no se deben tratar con agua si no queremos que la mancha se expanda por toda la prenda. Por ello, es mejor dejarla secar y eliminar la mayor parte de la suciedad con un cepillo, antes de meterla en la lavadora. En tercer lugar, la tinta tampoco es muy amiga del agua. Será mejor que empapemos una esponja en alcohol y frotemos con cuidado sobre la mancha de tinta.

La mancha maldita por antonomasia: la sangre

Suponemos que el primer principio para eliminar las manchas de sangre lo conocemos todos, pero por si acaso, no se puede limpiar la sangre con agua caliente. A diferencia de otras manchas que solo salen si las lavamos a altas temperaturas, en el caso de la sangre, ésta se impregnaría en el tejido y sería casi imposible de eliminar. Pero si la mancha es reciente, puede que ni siquiera tengamos que recurrir al agua fría. Dependiendo del tejido (en alfombras suele ser muy efectivo), lo mejor será que vertamos agua oxigenada sobre la mancha de sangre. Cuando el agua oxigenada entra en contacto con la sangre, se produce una reacción química que hace que la sangre se oxide, primer paso para que podamos deshacernos de ella. Dejemos actuar el agua oxigenada sobre la mancha, veremos cómo surgen unas burbujas sobre ella, y después le pasaremos un algodón sin salirnos de la zona afectada.

Las manchas de cera en los manteles navideños

Ahora que llega la Navidad, si no somos previsores y no le damos un repaso a la mantelería y a la cubertería del año pasado, puede que nos encontremos con la típica mancha que, ya desesperados, nos había hecho rendirnos cuando terminaron las Navidades pasadas. En muchas casas, la Navidad se asocia a las velas, por el ambiente acogedor e invernal que crean. Por ello, puede que esa mancha que se nos resistió fuera causada por la cera de una vela que cayó en nuestro mantel el año pasado. ¡Cómo para no rendirse! Eliminar las manchas de cera es harto complicado, pero mucho menos si conocemos los mejores trucos para deshacernos de ellas. Existen dos formas opuestas, ambas muy efectivas: con frío o con calor. En primer lugar, podemos meter el mantel en el congelador, dejar que la mancha se congele y después quitar el pegote de cera con una espátula, metiendo, finalmente, el mantel en la lavadora. En segundo lugar, podemos colocar dos toallas de papel, cuanto más absorbentes mejor, una a cada lado del mantel, y planchar por encima para que la cera vaya pasando desde el mantel hasta el papel y quede en él adherida.

Otra protagonista en Navidad: las escandalosas manchas de vino

Otra de las grandes protagonistas de las comidas y cenas navideñas son las manchas de vino. Cuando a un comensal se le cae la copa de vino porque ya era la sexta que se iba a beber, todos los presentes se llevan las manos a la cabeza, incluidos los anfitriones, por supuesto. Se trata de una mancha muy escandalosa, pero no por ello imposible de quitar. De hecho, no son peores que las inevitables y comunes manchas de grasa. Existen algunos trucos infalibles para eliminar las manchas de vino. En primer lugar, podemos decantarnos por el truco de la sal. Si la copa de vino se derrama en la alfombra de nuestro suegro, en vez de quedarnos paralizados y desear que nos trague la tierra, seamos rápidos y coloquemos papel absorbente sobre la mancha. Una vez empapado, cubramos la mancha con sal hasta que no se vea el tono rojizo. Pasados unos minutos, pasemos la aspiradora y presenciemos el milagro de la sal. En segundo lugar, podemos optar por el truco del vinagre blanco si hemos derramado nuestra copa de vino sobre la camisa de nuestro cuñado. En efecto, el vinagre blanco ayuda a neutralizar los pigmentos rojos y violetas. Después, no olvidemos lavarla con agua caliente para deshacernos de los restos.

No hay ninguna mancha imposible para una empresa de limpieza

Sin embargo, para otras manchas más conflictivas que llevan con nosotros una buena temporada, existen pocos trucos efectivos que puedan ayudarnos. Puede que nos diéramos por vencidos hace años frente a una mancha de grasa en la alfombra, o que hayamos dejado alguna que otra camiseta para estar en casa porque las manchas de maquillaje o las manchas de vino nunca llegaron a salir. Para que todo esto no vuelva a ocurrirnos, podemos optar por contratar a una empresa de limpieza que, gracias a su maquinaria y a sus productos de limpieza especializados, podrá eliminar esas manchas imposibles y fosilizadas. Pero no solo podremos deshacernos de ellas una vez aparecidas, sino que podremos prevenirlas si contratamos un servicio de limpieza continuada.

Empresas de limpieza en Bilbao y Getxo (Bizkaia)

En Domukea, líder en empresas de limpieza en Bilbao y Getxo (Bizkaia), te ofrecemos los mejores servicios ajustados a tus necesidades. Si necesitas una limpieza puntual para deshacerte de manchas concretas que han podido con tu paciencia o para dejar tu casa impecable después de Navidad, cuenta con nuestros servicios de limpiezas generales. A diferencia de muchas empresas de limpieza en Bilbao, acudimos al domicilio para realizar un presupuesto cerrado y específico, ajustado a las necesidades de tu hogar, y sin ningún compromiso. Si, además, has decidido que necesitas un servicio doméstico para que tu día a día sea más relajado, cuenta con nuestros servicios de limpieza a domicilio para el mantenimiento del hogar. Llámanos y cuéntanos lo que necesitas.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil