Empresa de ayuda a domicilio en Bilbao para el cuidado de personas

Empresa de ayuda a domicilio en Bilbao para el cuidado de personas

¿Qué hacer cuando la ayuda a domicilio por horas es insuficiente?

Cuando una persona mayor empieza a sufrir los efectos de la edad, suelen requerir los servicios de ayuda a domicilio, contratando una serie de horas a la semana para que le realice las tareas del hogar más cansinas. Predominantemente, son las tareas de limpieza de la casa las que destacan con un 95,8% de solicitantes, frente a un 18,5% que prefiere le preparen la comida. A veces la frecuencia es adecuada, pero otras resulta claramente insuficiente.

A medida que la dependencia aumenta progresivamente, las tareas de limpieza van siendo relegadas por la asistencia o cuidados personales, siendo la higiene personal, el 19,4%, la más demanda. Finalmente, existe en la ayuda a domicilio por horas, un grupo de necesidades, algunos relacionados con la soledad (hacer compañía, lectura, paseos) y otros como la compañía, que representan un 11,6% de las solicitudes de información. Recibe atención periódica y útil, pero insuficiente

El problema de la ayuda a domicilio por horas, es que aún ofreciendo la flexibilidad, al adquirirse de forma puntual o continuada y adecuada al horario que más necesite, suele acabar siendo insuficiente al encontrarse por debajo del número de horas necesario para una correcta atención. 

Cuando, dada la situación personal, una persona mayor dependiente necesita a alguien que esté a su lado prácticamente toda la semana, se acaba recurriendo a la contratación directa de personal asistencial a domicilio. En este caso, la persona usuaria puede seleccionar a la persona que más se adecua a sus necesidades siendo la agencia la encargada de realizar la búsqueda y selección de personal asistencial. Debe diferenciarse la figura del cuidador familiar que presta directamente los cuidados, del familiar quien sólo los supervisa.

Al ser necesario una estabilidad y garantía con la persona seleccionada, las familias prefieren contratar los servicios de agencias de servicios domésticos especializadas en selección de personal, al tener constancia que los candidatos presentados siempre buscan mantener contentos, no solo a la familia, sino también a la agencia para futuras ofertas laborales.

¿Cómo cuidar al anciano que necesita cuidados? ¿Busca una residencia?

La vida de Mari Carmen gira en torno a satisfacer las necesidades de su madre Pilar, dejando su propia vida en segundo plano. Ambas viven en un apartamento del Bilbao – Bizkaia. Pilar tiene Alzheimer. Se encuentra en una primera fase de la enfermedad. Es decir, comienza a tener desorientación, apatía, se olvida del nombre de las personas o de los objetos familiares. También comienzan los cambios de humor. Sin embargo, todavía es capaz de realizar las actividades de la vida diaria sin demasiados problemas. Realiza tantas cosas, que se olvida de cuidarse lo más mínimo.

¿Es posible sofocar el estrés que ocasiona la atención diaria de un enfermo dependiente?

No tienen amigos, se siente estresada y depresiva, y para más “inri”, su vida se circunscribe a las paredes de su casa, por lo que ni siquiera se encuentra en el mercado laboral. De hecho, el 50% de los cuidadores en España no pueden plantearse trabajar y han abandonado su trabajo o han reducido su jornada laboral.

Un respiro para salir un fin de semana de su entorno diario

Las personas que se dedican al cuidado de ancianos necesitan sacar tiempo para distraerse y disminuir el estrés que ocasiona esta tarea. Aunque también es posible que, no dedique ese tiempo a sí mismo por los sentimientos de culpa que le produce pensar que si dedica una parte del día a sí mismo está abandonando su responsabilidad.

“No es fácil. Hay que lidiar con muchas cosas a la vez y he tenido que hacer muchos cambios en mi vida para poder dedicarme a cuidarla porque ya está en una etapa en que hay que estar pendiente de ella todo el tiempo”

La situación de Mari Carmen, perfectamente comprensible, significa que las tensiones y el malestar que experimenta proviene pues, del hecho de que se olvida de sus propias necesidades en beneficio de Pilar.

Mari Carmen ha tenido que enfrentarse a unos retos para los que, posiblemente, no estaba preparada.

En Domukea apoyamos de forma temporal a la familia o cuidador en la atención de las personas mayores, o personas con discapacidad, ofreciendo la oportunidad de desarrollar una vida social y familiar satisfactoria. Planifique los tiempos de respiro según sus necesidades de descanso, ocio, emergencias, conciliación de la vida laboral y familiar, etc. sin alterar la rutina diaria de la persona.

Para situaciones que requieran ausentarse o en periodos o espacios de tiempo en los que las mujeres puedan dedicarse a ellas mismas.

Si desea que aliviemos la carga del cuidador, que su madre tenga momentos de liberación disponiendo de tiempo libre para sí misma, no dude en visitarnos en nuestras oficinas y contrate profesionalidad y tranquilidad de forma inmediata.

Empresa de ayuda a domicilio en Bilbao especializada en cuidado de personas mayores

Cuando las situaciones le acorralan en Domukea las dominamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *