Complementar la asistencia a domicilio privada con la pública

Complementar la asistencia a domicilio privada con la pública

¿Necesita aumentar el apoyo que recibe su madre de los servicios sociales contratando un servicio complementario de asistencia a domicilio?

La necesidad era compartida en sus círculos de amistades, ya que casi nadie se salvaba de tener a una madre, o a un padre con ciertas limitaciones. Es más, casi todo el mundo coincidía en la necesidad básica de que los padres recibieran algún tipo de ayuda sobre todo para realizar las tareas domésticas.

“Da miedo cuando mamá se sube a ese taburete para coger un tarro en la parte superior del armario”

Por miedo a que pueda suceder cualquier cosa. Por obligación de apoyar a los padres cuando lo necesitan. Para mejorar la calidad de vida de los padres. Por merecimiento después de toda una vida llena de sacrificios. Son muchas las razones que por las que se demandan los servicios de asistencia a domicilio.

“Mi madre ya no está para tender la colada y mucho menos para planchar”

Para enmendar estas situaciones existen dos posibilidades claramente diferenciadas: servicios de ayuda domiciliaria prestados por los servicios sociales y servicios de asistencia a domicilio contratados a través de empresas privadas.

“Le han otorgado cuatro horas distribuidos en dos días”

Los servicios prestados a través de Diputación se conceden en base una valoración que tiene como objetivo determinar el grado y nivel de dependencia para así, orientar el servicio hacia la prestación más idónea. Evidentemente, toda ayuda es bien recibida, pero, ¿será suficiente para mantener el nivel de autonomía personal o compensar las limitaciones de mamá?

“La asistenta de Diputación viene una hora todos los días a preparar la comida a papá”

Sin duda, en ocasiones las familias necesitan complementar los servicios brindados por los Servicios Sociales apoyándose en empresas que ofrezcan asistencia a domicilio por horas. Si bien, en el primer caso es la valoración la que dictamina el número de horas asistenciales, en el segundo existe una clara diferencia, sobre todo en cuanto a flexibilidad se refiere.

Sustitución, en caso de disconformidad le sustituiremos nuestro personal doméstico por otra empleado más acorde a su gusto

Para empezar, todos tenemos nuestros gustos, del mismo modo que tenemos más afinidad con ciertas personas que con otras. Este problema de gran relevancia se solventa con facilidad en Domukea, ya que nuestros servicios de asistencia a domicilio ofrecen la posibilidad de sustituir al empleado en caso de disconformidad. Por otro lado nuestra flexibilidad también permite contratar la asistencia domiciliaria con la periodicidad y los calendarios que más le convengan, y sin ningún tipo de contrato de permanencia.

Servicios flexibles que permiten contratar las horas, o los días que complementen los días que no vaya la asistenta mandada por Diputación.

Todo nuestro personal está dado de alta (no somos intermediarios) en el Régimen General de la Seguridad Social por lo que la familia contrataría no una persona, sino un servicio. Esto implica que todo problema de índole laboral (vacaciones, finiquitos, bajas, etc…) es una cuestión de la empresa que presta el servicio, es decir de Domukea. Esto significa que nunca le faltará el personal que necesite, sustituciones, personal de apoyo, festivos, días libres, vacaciones, bajas laborales.

Domukea, empresa autorizada y acreditada en el Registro Foral de Servicios Sociales para ofrecer asistencia domiciliaria.

Domukea les ofrece un servicio garantizado y profesional de servicios de asistencia a domicilio de gran diversidad, desde la limpieza del hogar, a la asistencia periódica a personas dependientes y no tan dependientes.

Boton de contacto de Domukea

Cuando las situaciones le acorralan, en Domukea las dominamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *