Cese voluntario de la empleada de hogar

Cese voluntario de la empleada de hogar

¿Le acaba de avisar su empleada de hogar que deja su casa?

Cuando la empleada de hogar se marcha sin avisar es importante determinar quien de las dos partes ha decidido dar por extinguido el contrato. Algunos piensan que la sola ausencia, durante unos días, es motivo suficiente para justificar una baja voluntaria.

El plazo que tiene normalmente, un empleado de hogar para presentar la baja por enfermedad común es de tres días.

En los casos en los que exista la posibilidad de baja por enfermedad, debemos enviar una carta certificada poniendo fehacientemente en conocimiento de la persona que le realizaba la limpieza domiciliaria que, si no se reincorpora inmediatamente a su puesto de trabajo, procederán a rescindir el contrato por baja voluntaria.

El empleador debe asegurarse de la voluntad clara e inequívoca del trabajador de abandonar el trabajo.

Es importante tener presente que en estamos viviendo momentos convulsos, en los que la percepción de ayudas sociales está ligada a la vida laboral de cualquier trabajador. Si encuentran, en el demandante de ayudas, que ha abandonado su último puesto de trabajo de manera voluntaria, es motivo suficiente para denegar la ayuda solicitada.

El periodo de preaviso no tendrá que ser respetado por la empleada del hogar sino lo contempla el contrato

Son numerosos los casos en que el servicio doméstico demanda por improcedencia del despido y el empleador contesta alegando que sólo corroboro la situación de abandono del puesto de trabajo.

¿Qué conceptos debo incluir en el documento de finiquito?

Para asegurarnos que el empleado de hogar abandona su puesto de trabajo de manera voluntaria debemos incluir en el finiquito, donde pone indemnización del contrato, el concepto de cese voluntario.

¿Cuál es el importe que le he de abonar si se marcha ella voluntariamente?

Los importes que se tendrán que abonar serán: el importe de la nómina hasta el día de la baja, las partes proporcionales de pagas extras que se hayan devengado desde el último pago hasta la fecha de la baja y la parte proporcional de vacaciones, si no hubiera disfrutado todos los días que le corresponden.

La empleada del hogar que se despide, no tiene derecho a indemnización

Para controlar situaciones de abandono sin avisar, muchas familias optan por incluir en el contrato un periodo de preaviso. Este preaviso, que no puede ser superior a siete días, establece el número de días de antelación con los que una empleada de hogar debe avisar a su empleador que va a despedirse.

En Domukea, llama, limpia y se olvida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *