Mutatis mutandis en la gestión de empleados del hogar en Bilbao

Mutatis mutandis en la gestión de empleados del hogar en Bilbao

¿Con cuánta frecuencia las emociones pueden causar una incapacidad grave sin que exista enfermedad?

No somos conscientes de la frecuencia con la que las personas, de forma involuntaria, enferman a causa del pensamiento o de la emoción. A pesar de que sólo existen en la cabeza de quien las padece, los síntomas que provocan las enfermedades psicosomáticas son físicos y muy reales, tanto que pueden llegar a dejar postrado a alguien de por vida sin un motivo aparente.

La causa es que, experimentaríamos una sensación de estrés, seguida de un apagón como respuesta simpática, provocando el desmayo en última instancia

El cuerpo humano expresa sus emociones de múltiples maneras. A veces, el cuerpo responde, de un modo exagerado, como sucedía en las películas antiguas en blanco y negro en que las mujeres se desmayaban con suma facilidad ante un imprevisto. Resultado, un colapso emocional que demuestra la fuerza que nuestro cerebro tiene sobre nuestro organismo.

¿Aparentemente, su madre no tiene ninguna enfermedad, pero siempre tiene dolores?

Cuando esta exagerada respuesta es puntual, y no interfiere en nuestra vida y tampoco en nuestra salud, no hay problema, pero cuando los síntomas físicos provocados por motivos psicológicos exceden a la normalidad y dificultan nuestra capacidad para funcionar o ponen en peligro nuestra salud, hablamos de enfermedad psicosomática.

Mutatis mutandis es una frase en latín que significa ‘cambiando lo que se debía cambiar’

A menudo, las familias deben afrontar escenarios desoladores que la medicina no puede solventar. Es más, en algún momento los facultativos consideran beneficioso recetar un placebo con el objetivo de tranquilizar al “paciente” y así mejorar el bienestar psicológico del enfermo. ¿Qué se puede hacer? Existen muchas teorías, pero con muchas respuestas aún sin resolver.

Agencia de servicios domésticos, especializada en servicios de gestión de empleados del hogar

Tal vez, buscando al empleado del hogar idóneo, consigamos restablecer la paz interior de la persona. ¡Tal vez! Como bien hemos dicho anteriormente, el cerebro tiene una fuerza poderosa sobre nuestro organismo y si consiguiéramos distraer al cerebro de sus habituales pensamientos, tal vez lograríamos que olvidase por un momento sus problemas. ¡Tal vez! Pero, por que no probarlo si ya no tenemos nada que perder.

Boton de contacto de Domukea

En Domukea creemos que somos diferentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *