Cuidado de ancianos en núcleos de población no urbanos

Cuidado de ancianos en núcleos de población no urbanos

Aislamiento físico tanto del anciano como de la cuidadora

Puede que su padre se entretenga realizando labores agrícolas o ganaderas, como siempre ha venido haciendo desde pequeño, pero, ¿cómo puede distraerse, desinhibirse una cuidadora que desconoce el campo si su trabajo asistencial está ubicado en lugar aislado? Si bien, la soledad del lugareño se puede subsanar con la ayuda vecinal, con gente conocida de toda la vida, distinto cariz tiene para los cuidadores, sobre todo los que viven en régimen interno, que desconocen el mundo social que les rodea.

La mayoría de los ancianos, e incluso de muchos de sus cuidadores, tienen dificultades para mantener las relaciones sociales  o acudir a todo tipo de recursos o servicios en el mundo rural

Generalmente, y en primera instancia, es la familia la que asume que su progenitor necesita de una persona que cuide del anciano, o que necesita de apoyo para afrontar los quehaceres diarios, como consecuencia de algún tipo de incapacidad. Normalmente, esta demanda de servicios dirigidos a la atención del mayor viene motivada por el distanciamiento forzoso de la familia por razones laborales.

Ver la televisión, oír la radio, o pasear por el pueblo puede que no resulte estimulante para la persona que realiza la ayuda a domicilio

Además, los ancianos que viven en el mundo rural suelen carecer de vehículo propio y, en gran medida, dependen terceras personas para acceder a cualquier tipo de servicio; realizar la compra, ir a centros sanitarios, o simplemente, acudir al bar a “jugar la partida”, etc… Razón por la cual, en muchas ocasiones se solicita que la asistenta que va a cuidar al anciano disponga de vehículo propio, o cuanto menos disponga de carnet de conducir, si existe en la vivienda un utilitario del anciano, ya que el transporte público no siempre es accesible desde el lugar de residencia.

En algunos núcleos rurales se ha puesto en una serie de medidas, entre las que destacan la creación de un bono-taxi acorde al nivel adquisitivo.

Indudablemente, si en muchos lugares se está implantando un modelo de transporte adecuado al medio rural para impulsar las relaciones sociales, muestra la importancia que tiene el aislamiento en la vida diaria de las personas, tanto para las personas mayores oriundas del lugar, como para las personas que brindan su esfuerzo en la asistencia domiciliaria rural.

En una ciudad es más fácil coincidir con las amistades para poder relajarse, en cambio, en el mundo rural, tanto las mayores distancias como una menor oferta de transporte impide acudir fácilmente.

Por lo tanto, debe reconsiderarse el tiempo de libre disposición mínimo que dispone el personal asistencial que trabaja en régimen interno en el mundo rural. Evidentemente, no es lo mismo vivir en un núcleo urbano donde en poco tiempo se puede llegar al destino deseado, que en el mundo rural donde todo va más despacio y los tiempos de espera del transporte público se dilatan hasta la exasperación.

Agencia especializada en la selección de personal domestico interno para cuidado de ancianos en Bilbao

Considérense, entonces los factores; distancia, aislamiento y servicios de transporte cuando una familia requiera de los servicios de una cuidadora para apoyar a un pariente y que viva en el mundo rural. No quiera estar todo el día recibiendo la mala noticia que la asistenta de su padre ha abandonado o renunciado nuevamente a su puesto de trabajo.

Boton de contacto de Domukea

Con una llamada te haremos la vida más fácil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *