Don't worry mom, you can always count on me

Ayuda domiciliaria: mamá no acepta un servicio de asistencia domiciliaria

¿Ha llegado el momento de contratar un servicio de ayuda domiciliaria para mamá? ¿Se muestra reacia ante la llegada, a su casa, de una empleada de hogar que le preste un servicio de asistencia domiciliaria?

Son cada vez más los casos de personas mayores que, debido a su fuerte carácter y personalidad, se muestran reacias a ser ayudadas, asistidas, por alguien ajeno a la familia.

Los familiares que ven, cada día, la necesidad de que sus mayores reciban un servicio de asistencia domiciliaria, y cómo éstos se vuelven contra ellos porque no quieren que nadie que no sea ellos les ayude, genera en aquellos una sensación de estrés, de impotencia, dado que no saben cómo encauzar la situación, ni ellos mismos pueden ayudarles, puesto que sus horarios laborales y la existencia de una familia que atender se lo impiden.

Entonces, ¿cómo convencer a mamá para que acepte una ayuda domiciliaria ineludible dado su estado de salud?

En primer lugar, es importante sentarse todos a hablar de un modo relajado. Argumentar, punto por punto, y sin ponerse nerviosos los participantes, el porqué de la imperiosa necesidad que mamá tiene de recibir un servicio de asistencia domiciliaria.

Otro punto importante es que mamá participe también en dicho diálogo con el fin de alcanzar la esencia del concepto: tesis, antítesis y síntesis. Llegar, entre todos, a convencer a mamá de que su estado de salud es deficitario y, por tanto, que necesita una empleada de hogar con el fin de que permanezca, mamá, en su hogar y no se deba recurrir a un posible ingreso en una residencia.

Su participación debe ser totalmente activa, pues siempre podrá aportar su experiencia en la vida para poder llegar a un acuerdo óptimo que, a la larga, repercutirá de una manera positiva en el bienestar, tanto suyo, como de la familia.

En definitiva, hacer saber a mamá que, la delicadeza de su estado, unido a la impotencia de sus seres más queridos por no poder ayudarle todo lo que desearían, la ayuda va a venir de la contratación de un servicio de ayuda domiciliaria, mediante el cual, ella, permanecerá en su casa atendida por una empleada de hogar (a la cual, segurísimo, cogerá mucho cariño) con experiencia en el cuidado de personas mayores, y recibiendo, diariamente, la visita de sus seres más queridos.

Ayuda domiciliaria en Vizcaya: Bilbao y Getxo

En Domukea Vizcaya, en Bilbao y Getxo, conocemos muchos casos de familias donde reina, en un primer momento, la incertidumbre y la impotencia por parte de familiares que ven cómo su mamá, poseedora de un carácter fuerte y mucha personalidad, se muestra reacia ante la entrada de una empleada en su hogar, así como somos conocedores del resultado de nuestros consejos que, a corto plazo, dan sus buenos frutos, pues, en general, tanto familia, como mamá, como la empleada de hogar, acaban creando un vínculo difícil de romper.

Boton de contacto de Domukea

Con una llamada le hacemos la vida más fácil. Domukea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *