Ayuda a domicilio para cuidarse de una asistencia prolongada

Ayuda a domicilio para cuidarse de una asistencia prolongada

La carga del cuidador puede tener importantes consecuencias sobre la salud física y mental del cuidador y sobre su bienestar.

¿Sabe cuál es el umbral de tiempo a partir del cual la asistencia a un pariente incrementa rápidamente el riesgo de padecer algún trastorno mental? Según revelan los estudios, es a partir de las 35 horas semanales, cuando aumentan significativamente las probabilidades de sufrir: malestar psicológico, síntomas depresivos y ansiosos, como consecuencia de la sobrecarga del cuidador.

La sobrecarga percibida es más determinante para la aparición de trastornos del estado de ánimo que la sobrecarga real

Así mismo, la prevalencia de carga o estrés aparecen, en mayor medida, en cuidadores que tienen asumidas un mayor grado de responsabilidad sobre el cuidado de la persona dependiente. Este deterioro del estado de ánimo acaba menoscabando la voluntad del cuidador provocando, a menudo, sentimientos de derrota y claudicación.

Puede tener repercusiones sobre la calidad y la continuidad de la asistencia suministrada a la persona dependiente de larga duración

Además, existe el concepto erróneo que ingresando a la persona mayor en una residencia, se supone, que se eliminaría la carga de estrés del cuidador; o por lo menos, así debería ser. Lo cierto, es que si bien cambia la rutina diaria del cuidador, el malestar emocional desarrollado en la fase de cuidado domiciliario sigue influyendo en la fase de cuidado institucional.

La asistencia a una persona dependiente pueden provocar que el propio cuidador demande cuidados de larga duración

¡Revelador! Cuidadores que habían estado asistiendo a un pariente durante mucho tiempo y con un alto grado de responsabilidad, permanecían implicados en el cuidado tras el ingreso en la residencia dado que visitaban a sus familiares de forma regular y les seguían proporcionando algunos cuidados, por lo que, funcional y emocionalmente, todavía eran cuidadores.

La carga del cuidador era el predictor más importante de los altos niveles de ansiedad y depresión que presentaban

En resumen, los sentimientos placebos por ayudar, por saber que se está proporcionando la mejor asistencia, disfrutar del tiempo que se pasa asistiendo al dependiente, tienen una vida determinada. Por lo tanto, para contrarrestar la restricción de salidas con amigos; de relacionarse con los familiares o amigos, o para disponer libremente, es indudable la necesidad de ir preparándose sicológicamente, de educar la mente que no podemos hacer todo por nosotros mismos.

Empresa especializada en ayuda a domicilio por horas en Bilbao

En caso de no conseguir el apoyo necesario para aminorar los efectos del estrés y que mantiene una relación positiva con la salud física y mental en la situación del cuidado de personas dependientes, siempre puede acudir a una empresa de asistencia a domicilio especializada en conciliación familiar y en ayuda a domicilio por horas.

Contactar-e1407404882353

En Domukea creemos que todos somos diferentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *