Acompañamiento de ancianos. Un apoyo en fechas señaladas

Acompañamiento de ancianos: un apoyo en fechas señaladas

¿Tiene una boda y no sabe cómo gestionar su tiempo para cuidar de las personas mayores? ¿Cómo hacer para que jóvenes y mayores puedan disfrutar? ¿Conoce los servicios de acompañamiento de ancianos en Vizcaya?

Seguramente, si somos cuidadores, pocas veces nos habrán ofrecido cuidar de personas mayores en una boda o en una celebración similar, aunque sí que posiblemente nos hayan pedido cuidar de los niños. Sin embargo, si algunos de los mayores de la familia tienen cierto grado de dependencia, al igual que con los niños, la situación en una boda puede volverse insostenible si no disponemos de ayuda. A veces, y sobre todo cuando estamos de fiesta, el resto de los familiares se desentienden si no se trata de sus padres o de sus hijos. Por ello, en vez de disfrutar, nos pasamos el día de la boda pendientes de nuestros padres o abuelos y cuidando de ellos. ¿Alguna vez ha pensado en contratar un servicio de acompañamiento de ancianos, no solo para cuidar de ellos y ofrecerles una asistencia profesional, sino también para asegurarse de que ellos también se lo pasan en grande?

Cuando nuestros padres no pueden comer solos

Aunque nosotros estemos pendientes la mayor parte del tiempo, es en la hora del banquete cuando podemos tener mayores dificultades. Imaginemos que en nuestra familia existen cinco o seis personas mayores, tal vez octogenarias e incluso nonogenarias, que acudirán a la boda con nosotros. Como en todas las fechas señaladas (navidad, cumpleaños…), los mayores suelen ponerse en la mesa junto con los mayores, y los jóvenes junto con los jóvenes y los niños, que suelen ser sus hijos o sobrinos. Así, nos es imposible atender al mismo tiempo a nuestros hijos y a nuestro padre que, a raíz del Parkinson, tiene dificultades para comer. ¿Cómo podemos solucionar este problema? Contratando un servicio de acompañamiento de ancianos, un cuidador puede encargarse de los más mayores de la familia, ayudarles a comer y controlar que no haya ningún problema.

Cuatro ojos ven más que dos: apóyate en tu cuidador

Pero no solo hablamos de la hora del banquete, sino que en toda la celebración tendremos que estar pendientes de nuestros padres. Por ejemplo, tendremos que ayudarles a subir y bajar de un coche o de un autobús que nos lleve al restaurante, y nos acabaremos quedando atrás si tenemos que encargarnos de acompañar a ambos, cuya movilidad es reducida y requiere de una ayuda asistencial de forma continuada, con el fin de evitar caídas u otro tipo de disgustos. Si, además de nuestra ayuda, contamos con el apoyo de un cuidador, podremos estar mucho más tranquilos y disfrutar de la fiesta, al igual que ellos podrán hacerlo gracias a la completa asistencia de su ayudante.

Acompañamiento de ancianos en Vizcaya: en Bilbao y Getxo

En Domukea, empresa dedicada al acompañamiento de ancianos en Vizcaya, te ofrecemos el apoyo de nuestros empleados, profesionales en el cuidado de personas mayores y con años de experiencia en el sector geriátrico. Llámenos y le ofreceremos una atención personalizada, adecuada a sus necesidades.

Boton de contacto de Domukea

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *